Ecuador: emergencia por brote de rabia transmitida por murciélagos

09 de diciembre de 2011 03:22 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El gobierno ecuatoriano declaró la emergencia sanitaria en una apartada región de la Amazonía donde 12 indígenas murieron desde mediados de noviembre tras ser mordidos por murciélagos infectados de rabia, según un decreto publicado este viernes. 
La medida regirá por dos meses en Taisha y varios poblados a unos 20 km a la redonda de esta localidad de la provincia de Morona Santiago (frontera este con Perú), a los que solo se puede acceder por vía aérea, según el documento firmado por el presidente Rafael Correa
El decreto ordena al ministerio de Finanzas girar los “recursos suficientes” para atender la emergencia, señalando que la misma ha causado un “estado de grave conmoción interna” en Taisha.
Los recursos se destinarán a prevenir mordeduras, proveer atención médica, inmunización de los pobladores en riesgo y del ganado vacuno, y al control de los murciélagos. 
Según la ordenanza, varios países de la cuenca amazónica como Brasil, Perú y Ecuador han reportado un aumento en el número de personas que han fallecido a consecuencia del virus de rabia silvestre transmitido por esos mamíferos hematófagos (que se alimentan de sangre). 
En el caso ecuatoriano, el alcalde de Taisha, Celestino Wisum, reportó el miércoles 12 muertes desde el 17 de noviembre, de las cuales siete corresponden a niños de entre ocho y 11 años.
El decreto explicó que el uso de la tierra del área selvática para ganadería genera la migración de pequeños mamíferos, que son la principal fuente de alimento para los murciélagos, y que esto impacta en los seres humanos.
De acuerdo con el ministro de Salud, David Chiriboga, en los pueblos afectados habitan en forma dispersa unas 540 personas. 
Chiriboga sostuvo que es una enfermedad “muy grave”, difícil de diagnosticar y cuyo único tratamiento es la vacunación, aunque “una vez que los síntomas se han instaurado se torna mortal”. 
Asimismo, aseguró que la inmunización enfrenta la resistencia de algunos indígenas que consideran que la epidemia tiene un origen sobrenatural, por lo que acuden primero a chamanes (curanderos). 
Debido a ello, Correa instó a los pobladores a “no temerle a la medicina moderna”, pues “muchos de los mordidos no fueron al médico sino al chamán” y cuando recibieron las vacunas fue demasiado tarde.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Mundo

DE INTERÉS