El “misterio” del cartel de Venezuela en la OEA

10 de abril de 2019 03:03 PM
El “misterio” del cartel de Venezuela en la OEA
El venezolano Gustavo Tarre fue reconocido este martes como el representante del líder opositor Juan Guaidó ante la Organización de Estados Americanos (OEA).//EFE

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El letrero de Venezuela en la Organización de Estados Americanos (OEA) desapareció el martes durante más de una hora después de que el venezolano Gustavo Tarre, representante del líder opositor Juan Guaidó, consiguiera un puesto en el organismo, lo que este miércoles se convirtió en la comidilla en los pasillos.

Según pudo comprobar Efe, el cartel ha sido repuesto y ya se encuentra en el Salón Libertador Simón Bolívar, donde se reúne el Consejo Permanente de la OEA, que agrupa a los embajadores del organismo.

La desaparición se produjo después de que el Consejo Permanente aprobara este martes una resolución para reconocer a Tarre como representante por designación de la Asamblea Nacional de Venezuela (AN, Parlamento).

En declaraciones a la prensa, Tarre aseguró que el cartel de Venezuela -de color negro y con letras blancas- había sido robado por la diplomática venezolana Asbina Ixchel Marin Sevilla, leal al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y que ayer ocupó el escaño del país caribeño.

“Es un robo más. Venezuela está acostumbrada al saqueo de los bienes públicos. Lo que pude ver por televisión es que la representante de la usurpación se llevó el letrerito que dice ‘Venezuela’, que está en la mesa del Consejo Permanente”, aseguró Tarre.

“No sé si lo hace como un recuerdo o con qué finalidad, pero en todo caso es una apropiación indebida de bienes públicos”, añadió el diplomático, que hoy presentó sus cartas credenciales.

Por el momento, la delegación de Venezuela no ha hecho comentarios al respecto.

Este martes, la OEA retransmitió en directo la sesión de su Consejo Permanente, pero en el vídeo no se observa a Marin Sevilla robando ningún tipo de objeto.

Los carteles sirven para identificar a los representantes de los 34 miembros activos de la OEA (Cuba pertenece al organismo pero no participa en él desde 1962).

Los diplomáticos colocan esos carteles de manera vertical cuando han solicitado su turno de palabra y también golpean con ellos la mesa cuando consideran que necesitan hablar inmediatamente porque se está violando alguna norma del reglamento interno.

Esos golpes han provocado que algunos de los carteles se deterioren y tengan que ser reemplazados, algo que ocurre con sesiones especialmente polémicas, como la del martes sobre Venezuela.

Durante un tiempo, los carteles se fabricaron en la propia sede de la OEA en Washington con una máquina especial, pero ese artilugio se estropeó y ahora se encargan a una empresa externa.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Mundo

DE INTERÉS