El presidente de Kirguistán se niega a renunciar

09 de abril de 2010 12:01 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El presidente de Kirguistán, Kurmanbek Bakiyev se negó ayer a dimitir tras la sangrienta revuelta del miércoles y se refugió en el sur de este país de Asia central, donde la oposición designó un Gobierno provisional que dice tener de su parte a las fuerzas armadas. “Declaro como presidente que no dimití y que no dimito”, escribió el presidente en un comunicado publicado por la agencia kirguisa 24kg. Y poco después declaró a la radio independiente rusa Echo de Moscú que se encontraba en su bastión “del sur” de Kirguistán, una ex república soviética estratégica, donde Estados Unidos posee una base militar clave para sus operaciones en Afganistán. NUEVAS ELECCIONES El Gobierno interino dirigido por Rosa Otunbayeva, tras ser designada por un comité de líderes de la oposición, ya había declarado que el Presidente se encontraba en su ciudad natal de DjalalAbad y que intentaba reunir a sus partidarios para volver a su puesto. Bakiyev reconoce en el comunicado que perdió el control del poder, en particular sobre la Policía y el Ejército después de los enfrentamientos entre los manifestantes y las fuerzas de seguridad que se saldaron con 75 muertos y mil heridos. Bakiyev culpó de los disturbios a la oposición. El Gobierno provisional, que el presidente considera “inconstitucional”, anunció horas antes que organizará elecciones para dentro de seis meses y disolverá el Parlamento. Otunbayeva aseguró que “el poder está bajo control del Gobierno provisional”. “Esta construcción del sistema político funcionará durante seis meses para preparar una nueva Constitución y organizar la celebración de una elección presidencial conforme a todas las reglas democráticas”, afirmó.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Mundo

DE INTERÉS