Mundo


El príncipe Hisahito de Japón cumplió 16 años y ama las libélulas

Hisahito es el único heredero de su generación, puesto que la ley que rige actualmente establece que sólo los descendientes varones del emperador pueden subir al trono.

EFE

06 de septiembre de 2022 02:42 PM

El príncipe Hisahito, sobrino del emperador Naruhito y segundo en la línea de sucesión al trono imperial japonés, cumplió 16 años este martes, después de empezar el último curso del instituto en primavera.

Hijo menor del príncipe heredero Fumihito, hermano de Naruhito y primero en la línea sucesoria, Hisahito se graduó de la escuela secundaria de la Universidad de Ochanomizu, en Tokio, el pasado marzo e ingresó a la escuela secundaria superior adjunta a la Universidad de Tsukuba, también en Tokio, al mes siguiente.

Esto le convierte en el primer miembro de la familia imperial tras la posguerra en inscribirse en una escuela secundaria no afiliada a la Universidad Gakushuin, que se estableció en el siglo XIX como una escuela para aristócratas.

Con respecto a sus intereses, al príncipe le gustan las libélulas, un gusto que adquirió durante sus años de escuela primaria, y suele realizar trabajos de campo relacionados con este tema. También forma parte del equipo de bádminton de su escuela. (Le puede interesar: Canadá: encuentran muerto a sospechoso de asesinar a 10 personas)

Hisahito es el único heredero de su generación, puesto que la ley que rige actualmente las cuestiones de la Casa Imperial (que se remonta a 1947, durante el período de la ocupación estadounidense), establece que sólo los descendientes varones del emperador pueden subir al trono.

Hisahito se graduó de la escuela secundaria de la Universidad de Ochanomizu, en Tokio.
Hisahito se graduó de la escuela secundaria de la Universidad de Ochanomizu, en Tokio.

Actualmente sólo hay tres personas que cumplan este requisito: su padre, de 56 años; su tío-abuelo el príncipe Hitachi, de 86 años y tercero en la línea sucesoria; y el propio Hisahito.

El emperador Naruhito tiene una única hija, Aiko, de 20 años, cuyos derechos sucesorios llegaron a debatirse antes del nacimiento de su primo. Con la llegada del príncipe las conversaciones sobre una reforma de la Ley de la Casa Imperial se dejaron de lado, aunque ahora se han retomado ante el problema sucesorio.

Las mujeres de la familia imperial japonesa dejan de ser miembros de la institución cuando contraen matrimonio con un hombre externo a la familia así como sus descendientes y esta es la única opción que tienen actualmente para casarse, dada la falta de candidatos.

Esto ha llevado a retomar las conversaciones sobre la reforma de la normativa y considerar permitir que las mujeres permanezcan en la familia para desempeñar trabajos de representación institucional o el reconocimiento de sus hijos como potenciales sucesores.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS