Mundo


El Salvador retrasa segunda fase de apertura por contagios

El Salvador registra 5.777 casos confirmados, 217 fallecidos y 4.573 personas recuperadas, según el más reciente reporte oficial.

AP

05 de julio de 2020 01:45 PM

Debido al incremento acelerado de contagios y fallecidos por el nuevo coronavirus, El Salvador anunció el domingo que retrasa por 15 días _hasta el 4 de agosto_ el levantamiento de la segunda fase de restricciones impuestas a las operaciones comerciales para contener la pandemia.

“Es lo menos que podemos hacer, ante el aumento de casos y el número de fallecidos. Aunque lo que en realidad necesitamos, es una cuarentena, para bajar la curva”, manifestó el presidente Nayib Bukele en su cuenta oficial de Twitter.

Bukele urgió a la Asamblea Legislativa a aprobar un régimen de excepción nacional por quince días que incluye una nueva cuarentena para tratar de frenar la expansión del virus.

Con la primera fase que inició el 16 de junio, los taxis amarillos y ubers comenzaron a recorrer las calles y carreteras, se permitió la reapertura del sector construcción, la industria manufacturera, textil y electrónica, los centros comerciales para ventas en línea o por teléfono y restaurantes a domicilio o para llevar.

Los salones de belleza y las peluquerías también comenzaron a operar, pero sólo para personas con citas, entre otras actividades que incluyen el sector público. Las escuelas, colegios y universidades del sector público y privado siguen cerradas.

La segunda fase estaba programada para iniciar el 7 de julio y comprendía la reactivación del transporte público de pasajeros, las industrias del calzado, plásticos, cosméticos, creativa y escuelas de aviación. También estaba contemplado el reinicio de actividades en los restaurantes con espacios abiertos y cerrados, al tiempo en que se iba a permitir a las personas salir a caminar cumpliendo las medidas de protección.

El Salvador fue uno de los primeros países del mundo en adoptar las medidas más severas de Latinoamérica para impedir la propagación del COVID-19. Ordenó el cierre del aeropuerto internacional e implementó la cuarentena obligatoria, dos de una serie de medidas que según el gobierno permitieron contener el ingreso del virus y retardar la propagación masiva en todo el territorio nacional.