Familia de atacante de Louisiana lo consideraba violento

24 de julio de 2015 02:03 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El hombre que mató a dos personas e hirió a otras nueve antes de suicidarse en un cine sufría trastornos mentales tan graves y violentos que hace años su esposa ocultó sus armas. Su familia lo hizo hospitalizar contra su voluntad y obtuvo una orden judicial para mantenerlo alejado, según documentos judiciales. Su esposa pidió el divorcio este año.

John Russel Houser, de 59 años, se paró cuando la película "Trainwreck" llevaba 20 minutos, disparó su pistola a las dos personas sentadas delante de él y luego apuntó a otras para efectuar al menos 13 disparos, dijo la policía el viernes.

"Escucharon un par de estallidos y no supieron qué era", dijo Randall Mann, cuya hija Emily y una amiga estaban sentadas en la misma fila.

Dijo a su padre que no escuchó a Houser decir nada antes de hacer fuego. "Y entonces vieron los fogonazos y se dieron cuenta de lo que sucedía. Se arrojó al piso inmediatamente".

Randall Mann dijo que su hija y la amiga resultaron ilesas, aunque traumatizadas.

La policía dijo que Houser tenía un cargador adicional para su arma cuando trató de escapar. Entonces, al ver a la policía afuera, giró y se abrió paso entre la multitud que huía. Los agentes lo siguieron al interior del cine y escucharon un disparo. Entonces encontraron su cadáver.

Houser estacionó su Lincoln Continental 1995 azul _con matrícula que no correspondía_ junto a la puerta de salida del cine. En su cuarto en un motel cercano se hallaron anteojos y pelucas.

Aparentemente tenía la intención de disparar y luego huir", dijo el jefe de policía de Lafayette, Jim Craft.

La policía investigaba textos en internet atribuidos a Houser para tratar de averiguar sus motivos, dijo el superintendente Michael D. Edmonson.

En los 90 solía llamar a un programa de la televisión local para abogar por la violencia contra las personas que tuvieran que ver con abortos, dijo Calvin Floyd, el presentador del programa matutino de la televisora WLTZ en Columbus, Georgia.

También se oponía a que las mujeres trabajaran. Floyd lo describió como un "hombre iracundo" que hacía "acusaciones irracionales" sobre toda clase de temas. Lo solía poner a polemizar con algún demócrata porque con él, "los teléfonos empezaban a sonar".

Las víctimas fatales fueron identificadas como Jillian Johnson, de 33 años, y Mayci Breaux, de 21. De los nueve heridos, uno se encontraba en estado crítico y dos recibieron el alta, dijo Craft.

Una espectadora en el lugar describió el caos diciendo que un hombre blanco mayor se puso en pie unos 20 minutos después de que comenzara la proyección de las 19.10 de la película "Trainwreck" en la sala 16 y comenzó a disparar.

"Escuchamos un estallido fuerte que creímos fue un petardo", dijo Katie Domingue al diario The Advertiser.

"No estaba diciendo nada. Tampoco escuche a nadie gritar", agregó Domingue, que agregó que escuchó aproximadamente seis disparos antes de que ella y su prometido corrieran hacia la salida más cercana, dejando atrás los zapatos de ella y su bolso.

Los relatos heroicos comenzaron a surgir de inmediato. El gobernador y aspirante a candidato presidencial, Bobby Jindal, que viajó al lugar poco después de los hechos, dijo a periodistas que un profesor que estaba en la sala se puso delante de otra maestra, recibiendo una bala que habría acabado en el cuerpo de ella. Ella logró accionar entonces la alarma de incendios para alertar a los demás.

 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Mundo

DE INTERÉS