Mundo


Familia de exvicepresidente paraguayo vuelve a pedir prueba de vida

Habitantes de la ciudad de Concepción se concentraron junto a la familia de Óscar Denis para pedir su liberación al Ejército del Pueblo Paraguayo.

EFE

13 de septiembre de 2020 11:45 PM

Habitantes de la ciudad de Concepción se concentraron este domingo junto a la familia del exvicepresidente Óscar Denis, de 74 años, para pedir su liberación al Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), que el viernes exigió para poner término a su secuestro un reparto de víveres en comunidades campesinas por valor de dos millones de dólares.

En el acto, en el microcentro de esa localidad del norte de Paraguay, se pidió también por la puesta en libertad de Adelio Mendoza, un indígena de 21 años que trabaja en la estancia ganadera de Denis, en cuyas cercanías fueron secuestrados el miércoles por integrantes del EPP.

El EPP exigió además ese mismo día una segunda condición y dirigida al Gobierno: la excarcelación de dos referentes históricos de la guerrilla y con la noche de este domingo como fecha límite para llevarla a cabo.

En la movilización de Concepción, capital del departamento del mismo nombre, las hijas de Denis volvieron a pedir al EPP la entrega de una prueba de vida de su padre, que fue vicepresidente del gabinete liberal que gobernó el país entre 2012 y 2013.

Además agradecieron el apoyo de los presentes, más de un centenar entre los que se encontraba la hija de Félix Urbieta, un ganadero que fue secuestrado hace tres años por una rama escindida del EPP y de quien no tienen noticias desde que ese grupo rompiera el diálogo de cara a un rescate económico.

El acto se produjo horas después de que las hijas de Denis y allegados del político retirado distribuyeran víveres en asentamientos de la comunidad de Arroyito, que hicieron con el apoyo de tres camiones.

Las bolsas de víveres llevaban ceñida una cinta con la frase “gentileza del EPP”, otra de las demandas de ese grupo armado fundado en 2008 y autor de varios secuestros y más de cincuenta muertes.

En su comunicado del viernes, el EPP estableció un tiempo de ocho días para que la familia de Denis completara una distribución de víveres y pertrechos por valor de 2 millones de dólares en 40 asentamientos campesinos.

Asimismo, las hijas confirmaron que la bolsa con medicamentos que dejaron el sábado cerca de donde fueron secuestrados su padre y Mendoza seguían en el mismo sitio.

El EPP indicó en su escrito que esos medicamentos, destinados a atender a Denis, con cuadro de diabetes e hipertensión, fueran depositados en una zona “despejada” de presencia militar.

Dio a entender además que allí sería liberado Mendoza, que no habría sido el objetivo del secuestro.

El Gobierno paraguayo no se ha pronunciado de forma oficial sobre las exigencia del EPP punto de excarcelar a Carmen Villalba y Alcides Oviedo, los referentes históricos de la guerrilla desde que ambos comenzaran una actividad armada en los años noventa.

Denis fue además de vicepresidente de Paraguay, gobernador de Concepción, senador, diputado, titular del Partido Liberal, el mayor de la oposición.

El secuestro se produjo una semana después de dos enfrentamientos entre el EPP y las fuerzas de seguridad en esa misma zona y en el que murieron dos niñas de 11 años con nacionalidad argentina.

El Gobierno sostiene que las niñas eran hijas de líderes del EPP, que estaban armadas y que habrían crecido en el vecino país.