Fiscal de Minesota cree que afroamericanos tienen razón para temer a policía

31 de mayo de 2020 11:17 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El fiscal general de Minesota (EE.UU.), Keith Ellison, reconoció este domingo que los afroamericanos de ese estado tienen motivos para temer a la policía, a la luz de la muerte el lunes pasado de un hombre de raza negra a manos de un agente blanco en Mineápolis.

Preguntado sobre si los afroamericanos tienen razones para temer a la policía en una entrevista con la cadena de televisión Fox News, Ellison contestó: “Tristemente, sí”.

“Hay una historia que se repite de un tiempo a otro, de nuevo”, lamentó.

Ellison matizó que hay muchos agentes que son “gente estupenda” y alabó al jefe de la Policía local de Mineápolis, Medaria Arradondo, el primer hombre de raza negra en estar al frente de este departamento, al que calificó de “persona extraordinaria”. Lea aquí: Protestas por Floyd dejan 345 detenidos y 33 policías heridos en Nueva York

Sin embargo, criticó la actuación del jefe del Sindicato de Policía de Mineápolis, Bob Kroll: “Opera como una especie de jefe alternativo que creo que socava el buen orden del departamento, por lo que creo que tenemos desafíos ante nosotros”, destacó.

Kroll, presidente de la Federación de Agentes de Policía de Mineápolis, fue denunciado en 2007 por cuatro efectivos afroamericanos, uno de ellos Arradondo, que le acusaron de discriminación racial.

“Creo que podemos hacer una reforma (en la policía), la reformaremos, hay muchos agentes estupendos que quieren una reforma y es bueno tener a un jefe (de policía) que la desea”, indicó Ellison.

En el pasado Ellison fue legislador en la Cámara Baja de EE.UU. por el Quinto Distrito de Minesota, siendo el primer musulmán en sentarse en la Cámara Representantes y el primer afroamericano en representar a su estado.

De la misma manera, en 2018 se convirtió en el primer hombre de raza negra y primer musulmán en ser elegido para un cargo público estatal en Minesota, cuando concurrió al puesto de fiscal general.

Minesota y otras partes de EE.UU. viven una ola de disturbios y protestas por el asesinato el lunes del afroamericano George Floyd, a manos de un policía blanco, Derek Chauvin, que lo asfixió al presionar la rodilla contra su cuello durante nueve minutos cuando lo detenía.

Esos momentos fueron grabados en video por transeúntes. Chauvin y otros tres agentes fueron despedidos más tarde, y la fiscalía lo acusó formalmente de asesinato en tercer grado y de homicidio imprudente, lo que no logró aplacar los altercados en la calle.

Las manifestaciones se iniciaron en Mineápolis y pronto se extendieron a otras ciudades del país, que el sábado fue testigo de la quinta noche de disturbios, con saqueos, incendios y cargas policiales.

EE.UU. sumida en el caos de las protestas

Los estadounidenses se despertaron el domingo entre calles carbonizadas y llenas de vidrio en docenas de ciudades después de otra noche de disturbios alimentados por la ira causada por el maltrato de personas negras a manos de la policía, mientras las fuerzas del orden respondieron a la violencia con gases lacrimógenos y balas de goma.

Miles de personas marcharon pacíficamente por las calles para protestar por la muerte de George Floyd, un hombre negro que murió el 25 de mayo en Minneapolis después de que un policía le presionó el cuello con la rodilla hasta que dejó de respirar. Pero muchas manifestaciones terminaron en caos al caer la noche: coches y negocios fueron incendiados. Las palabras “no puedo respirar” fueron pintadas con pintura en aerosol muchos edificios. Incluso un basurero se incendió cerca de la Casa Blanca.

La furia provocada por la muerte de Floyd se vio agravada por el coronavirus, que dejó a millones sin trabajo y ha causado la muerte de más de 100.000 personas en Estados Unidos, sobre todo a gente de las minorías.

La gente incendió carros, arrojó botellas a los oficiales y rompió las ventanas de escaparates, llevándose televisores y otros artículos, incluso cuando algunos manifestantes les instaron a detenerse. En Minneapolis, la ciudad donde comenzaron las protestas, las fuerzas del orden se retiraron al iniciar un toque de queda a las 8 de la noche.

También hubo toques de queda en más de una docena de ciudades importantes de todo el país, incluidas Atlanta, Denver, Los Ángeles, San Francisco y Seattle.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Mundo

DE INTERÉS