Gobierno de EEUU se opone a indemnización millonaria para hispana

02 de abril de 2010 12:01 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El Departamento de Justicia declaró que los vuelos charter de Estados Unidos a Cuba son de interés vital para la nación y por ello se opondrá al intento de una mujer cubano-estadounidense de que esas compañías le paguen una indemnización de 27 millones de dólares, que una corte le impuso al gobierno comunista cubano. La mujer, Ana Margarita Martínez, obtuvo una sentencia favorable en 2001 cuando denunció que le tendieron una trampa para que se casara con un espía cubano que de esa manera buscaría infiltrarse en la comunidad de exiliados en Miami. En el intento de cobrar la indemnización, sus abogados trataron de cobrar las tarifas que ocho compañías de vuelos chárter pagan a las compañías cubanas de turismo por el permiso de aterrizar en la isla. Las compañías recurrieron a un tribunal federal y el miércoles por la noche el Departamento de Justicia presentó un escrito favorable a éstas. El juez federal Federico Moreno, quien aún no ha fallado en el caso, había solicitado la posición del gobierno. La presentación del gobierno sostiene que Martínez no tiene derecho legal a cobrar esas tarifas y que las compañías de vuelo son cruciales para el objetivo estadounidense de facilitar los viajes de las familias, mejorar el flujo de información a través del estrecho de la Florida y promover el intercambio religioso, artístico y deportivo entre otros eventos. "Los vuelos directos son vitales para mantener contactos que corresponden a los intereses nacionales", dijo en una declaración jurada el coordinador del Departamento de Estado para asuntos cubanos, Ricardo Zúñiga. "Una perturbación del servicio aéreo charter autorizado perjudicaría gravemente la política exterior de Estados Unidos hacia Cuba", agregó. La declaración también destaca que su posición "en modo alguno condona los actos del gobierno cubano o sus agentes" que dieron lugar a la causa de Martínez. Martínez ha cobrado unos 200.000 dólares de fondos cubanos congelados en Estados Unidos, pero reclama la suma total de 27 millones. Ha dicho reiteradamente que su objetivo no es impedir los viajes entre los dos países. La mujer, asesora de relaciones públicas en Miami, dijo que conoció a Juan Pablo Roque en una iglesia en 1992 y que él se convirtió en una figura paternal para sus niños, hasta el punto de que ofreció adoptarlos antes de regresar a la isla en 1996. Roque dijo que había emigrado de Cuba, pero las autoridades estadounidenses lo acusaron de formar parte de una gran operación de espionaje. El gobierno cubano nunca respondió a las denuncias de Martínez. Su política consiste en hacer caso omiso de las causas iniciadas ante las cortes estadounidenses. Roque partió de Miami en 1996, inmediatamente después que las fuerzas cubanas derribaron aviones operados por Hermanos al Rescate, un grupo de exiliados cubanos que arrojaban panfletos sobre la isla y ayudaban a los cubanos que intentaban llegar a Estados Unidos. Cuatro miembros del grupo murieron.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Mundo

DE INTERÉS