Gobierno francés presentará ley sobre eutanasia el año próximo

18 de diciembre de 2012 09:16 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El debate sobre la eutanasia fue reactivado en Francia con la entrega el martes a François Hollande de un informe que entreabre la puerta al suicidio asistido y el anuncio por el presidente de un proyecto de ley al respecto, que será presentado en junio próximo. 
El informe denuncia la “sordera” de los médicos frente al “sufrimiento psíquico” de los enfermos terminales. 
El presidente Hollande “tomó nota” de que la legislación actualmente en vigencia en Francia “no permite responder a todas las preocupaciones legítimas expresadas por las personas aquejadas de enfermedad grave e incurable”, y que por tanto hay que modificarla, anunció el martes un comunicado de la presidencia francesa. 
El informe, preparado por el profesor de medicina Didier Sicard, ex presidente del Comité francés de ética, propone, en efecto, dar un paso hacia la eutanasia activa al abrir la posibilidad de un suicidio asistido en ciertos casos de enfermedad incurable y evolutiva. 
Sicard propone asimismo escuchar anticipadamente los deseos manifestados respecto al fin de vida por una persona en buen estado de salud o al descubrirse una enfermedad grave. Aboga también por un fin de vida más digno para los pacientes cuyos tratamientos fueron interrumpidos a pedido suyo o de su familia. 
Sobre esos tres puntos, el gobierno consultará el Comité de ética antes de redactar el proyecto de ley. 
François Hollande se pronunció en su programa electoral en favor de una “asistencia médica para terminar la vida con dignidad” pero esa asistencia debe hacerse con “condiciones precisas y estrictas”. 
Francia tiene ya una ley que prohibe el encarnizamiento terapéutico y prevé el derecho a “dejar morir”. Este texto hace hincapié en el tratamiento paliativo y autoriza a los médicos a administrar medicamentos contra el dolor incluso cuando éstos tienen por “efecto secundario acortar la vida”. Pero la eutanasia activa está prohibida en el país. 
Esta ley, adoptada en 2005, es “poco conocida y mal aplicada”, lamenta su promotor, el diputado del partido de derecha UMP Jean Leonetti.
Leonetti, que se opone al suicido asistido, declaró que se congratula porque el informe de Sicard “condena sin ambigüedad la eutanasia dadas las derivas posibles constatadas en los países en los que la despenalización de la eutanasia ha sido aplicada”, como en Bélgica, Holanda y Luxemburgo.       
El informe es severo con el cuerpo médico, estimando que el mismo permanece a menudo sordo al dolor psíquico y a los deseos de los pacientes, e insiste en la necesidad de mejorar la formación en el dominio de los tratamientos paliativos.   
La opinión pública francesa fue conmocionada en 2008 por el caso de Chantal Sébire, una mujer de 52 años desfigurada por un tumor incurable y que se suicidó tras reclamar durante mucho tiempo ayuda para “morir con dignidad”. En 2003, otra mujer, Marie Humbert, ayudó a morir a su hijo tetraplégico pese a la oposición de la justicia.
(Lea más sobre eutanasia)

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Mundo

DE INTERÉS