Mundo


Google, Apple y otras grandes empresas exigirán la vacuna a sus empleados

Google aplaza hasta mediados de octubre el regreso a la oficina de la mayoría de sus trabajadores y requerirá que todos estén vacunados contra el COVID-19.

AP

02 de agosto de 2021 05:46 PM

Google ha aplazado hasta mediados de octubre el regreso a la oficina de la mayoría de sus trabajadores, y presentó una política que eventualmente requerirá que todos estén vacunados contra el COVID-19 para cuando reabra sus enormes instalaciones.

EE. UU. alcanza el 70% de vacunados en pleno repunte de COVID

La variante delta del nuevo coronavirus es más contagiosa y ha provocado un enorme aumento en casos y hospitalizaciones por COVID-19. Poco después del anuncio del miércoles de Google, Facebook hizo lo propio, y agregó que exigirá también que los empleados de Estados Unidos que trabajen en oficinas estén vacunados. Se harán excepciones por motivos médicos, entre otros.

En un correo electrónico enviado a sus más de 130.000 empleados, el director general Sundar Pichai dijo que Google quiere tener a la mayoría de sus trabajadores de regreso en la oficina a partir del 18 de octubre. La fecha estimada previa era el 1 de septiembre. La decisión también afecta a decenas de miles de contratistas a los que Google sigue pagando mientras el acceso a sus instalaciones continúa restringido.

“Esta extensión nos dará tiempo para reanudar el trabajo mientras brindamos flexibilidad a quienes la necesiten”, escribió Pichai.

El directivo dijo que una vez reabiertas las oficinas, todos los que trabajen allí deberán estar vacunados. El requisito regirá inicialmente para la sede de Mountain View, California, y otras oficinas en Estados Unidos, y luego a los más de 40 países donde opera Google.

“Esto es lo que se debe hacer, porque de otra forma arriesgamos a los trabajadores y sus familias”, dijo la doctora Leana Wen, profesora de salud pública en la Universidad George Washington y excomisionada de salud de la ciudad de Baltimore. “No es justo para los padres que se espera regresen a trabajar y se sienten junto a personas que no están vacunadas y que podrían ser portadoras de un virus potencialmente mortal”.

Como no se ha autorizado la vacunación de los niños menores de 12 años contra el COVID-19, los padres pueden llevar el virus a casa si en la oficina están rodeados de colegas que no están vacunados, dijo Wen.

Varias agencias gubernamentales ya han anunciado el requisito de que todos sus empleados estén vacunados, pero hasta el momento el mundo corporativo ha adoptado una estrategia más mesurada, aunque la mayoría de los abogados consideran que los mandatos son legales.

Otra potencia tecnológica, Apple, también aplazó de septiembre a octubre sus planes de regreso a la oficina.

Las decisiones de Apple y Google podrían convencer a otros grandes empleadores de tomar precauciones similares. El sector tecnológico ha estado a la vanguardia de la transición al trabajo remoto provocado por la propagación del coronavirus.

Empleadores pierden la paciencia con quienes se rehusan a vacunarse

Los empleadores de Estados Unidos están perdiendo la paciencia con los trabajadores que no quieren vacunarse contra el COVID-19.

Durante meses, la mayoría de los empleadores recurrieron a campañas de información, bonos y otros incentivos para alentar a sus trabajadores a que se vacunen contra el COVID-19. Ahora, un creciente número de ellos está imponiendo normas para dificultarle la vida a quienes se nieguen a inocularse, desde órdenes directas hasta requerir que se sometan a pruebas periódicas de coronavirus.

Entre los empleadores que están adoptando una postura más dura está el gobierno federal, los gobiernos de California y Nueva York, los gigantes tecnológicos Google y Facebook, Walt Disney Co. y la NFL. Algunos hospitales, universidades, restaurantes, bares y otros establecimientos de entretenimiento también han empezado a requerir que sus trabajadores estén vacunados.

Pero es poco probable que las nuevas medidas afecten a los millones de estadounidenses que no se han vacunado.

Muchas de las compañías que están pidiendo la vacunación tienen en su mayoría trabajadores que ya están inoculados y que no están dispuestos a trabajar junto a aquellos que no lo estén.

En contraste, compañías importantes que dependen de trabajadores de bajos ingresos _como los productores de alimentos, los almacenes, supermercados y otras cadenas de tiendas_ están eludiendo las órdenes de vacunación por temor a alejar a los empleados y empeorar la escasez de mano de obra.

Tyson Foods, por ejemplo, dijo que aproximadamente la mitad de sus empleados en Estados Unidos, unas 56.000 personas, han sido vacunados luego de que el procesador de carne y aves de corral realizó más de 100 eventos de vacunación desde febrero. Sin embargo, la compañía señaló que no planea imponer una orden para que la otra mitad se inocule.

Walmart y Amazon, dos de los empleadores privados más grandes del país, también han rechazado requerir a sus trabajadores que se vacunen y han seguido dependiendo de estrategias como las bonificaciones y el acceso in situ a las vacunas. Pero en una señal potencialmente poderosa, Walmart dijo que los empleados de su sede estarán obligados a vacunarse antes del 4 de octubre.

  NOTICIAS RECOMENDADAS