Mundo


Grupo de diputados frena legalización del cannabis medicinal en Costa Rica

Los diputados que se oponen a la iniciativa son la mayoría de partidos evangélicos.

EFE

21 de octubre de 2021 08:03 PM

Un grupo de 10 diputados envió este jueves a consulta a la Sala Constitucional el proyecto de ley para regular la producción y comercialización del cannabis medicinal y del cáñamo, lo que frenó la ratificación de la iniciativa que estaba prevista para este jueves en el Congreso.

La Sala Constitucional tiene un mes para pronunciarse sobre la constitucionalidad de la iniciativa, y de avalarla, el texto regresará al Congreso para que se programe la segunda y definitiva votación.

Sin embargo, entre noviembre y febrero se desarrollará un periodo de sesiones extraordinarias en el que el Ejecutivo tendrá el control sobre la agenda de proyectos del Congreso, por lo que la segunda votación de la iniciativa sobre cannabis dependerá de las prioridades que establezca el Gobierno para esos meses.

Los diputados que se oponen a la iniciativa, la mayoría de partidos evangélicos, justificaron la consulta a la Sala Constitucional en que, según ellos, la legalización del cannabis medicinal afecta la seguridad y la salud pública del país.

Reciba noticias de El Universal desde Google News

El Congreso de Costa Rica aprobó la ley el pasado martes en la primera de dos votaciones necesarias, en una votación de 33 diputados a favor y 11 en contra, con 44 legisladores presentes de los 57 que integran la Asamblea Legislativa.

La segunda y definitiva votación estaba programada para este jueves.

La ley permitirá a las autoridades costarricenses otorgar licencias para la producción e industrialización del cannabis con fines médicos o terapéuticos

Además, la ley declararía libre el cultivo, la producción, la industrialización, la comercialización de cáñamo o cannabis no psicoactivo y sus productos o subproductos, para fines alimentarios e industriales, sin autorización previa especial o adicional de las autoridades.

El cáñamo, que tiene bajo contenido de THC, tiene usos industriales como la fabricación de textiles, alimentos, semillas, aceites, biocombustibles, medicamentos y cosméticos, entre otros.

Cifras del Gobierno costarricense indican que el cáñamo es una industria mundial en desarrollo, con expectativas de crecimiento que rondan el 22 %, y que se estima que la utilidad en cuanto a sus derivados ronda los 10.000 dólares por hectárea.

Por su parte, la firma legal BLP, que ya logró el registro de 3 productos cosméticos y alimenticios que contienen CBD (cannabidiol) y libres en un 100 % de THC (tetrahidrocannabinol), que es la sustancia psicoactiva de la marihuana, calcula que el mercado mundial del Cannabis, en términos generales, podría crecer de 12.000 millones de dólares en el 2019 a 55.800 millones para el 2025.

Meses atrás, el Gobierno costarricense había expresado su apoyo a la industria del cáñamo, pero se oponía a la legalización del cannabis medicinal, pues consideraba que no tiene las herramientas para ejercer un control adecuado de la actividad.

  NOTICIAS RECOMENDADAS