Mundo


Hamás amenaza con la guerra si Israel “cruza las líneas rojas” en Jerusalén

Este domingo, los ultranacionalistas conmemoran la fecha en que Israel tomó control de Jerusalén Este. La celebración es vista como una provocación para los palestinos.

EFE

26 de mayo de 2022 07:30 AM

El grupo islamista Hamás amenazó hoy a Israel con “una guerra regional” si este domingo “cruza las líneas rojas” en Jerusalén, cuando miles de ultranacionalistas israelíes tienen previsto realizar una polémica marcha por la Ciudad Vieja para conmemorar lo que consideran la reunificación de la urbe en 1967.

Este mismo evento, conocido como “Marcha de las Banderas”, fue el detonante que el año pasado llevó a la escalada bélica con Gaza, después de que Hamás y las milicias palestinas del enclave lanzaran cohetes hacia Jerusalén en respuesta al desfile ultraderechista.

La marcha de este 2022 está prevista para el próximo domingo e Israel ya ha elevado su estado de alerta ante la tensión tras dos meses de repunte de violencia en el marco del conflicto palestino-israelí.

Por un lado, el Ejército israelí mantiene preparadas las baterías antiaéreas de la Cúpula de Hierro, sistema defensivo clave que el año pasado interceptó gran parte de cohetes lanzados desde Gaza.

Por otro, la Policía israelí también ha empezado los preparativos de seguridad, ha activado el estado de alerta máxima y desplegará a unos 3.000 agentes y a varias compañías de reservistas.

“Seguimos las actuaciones israelíes sobre el terreno, y si se cruzan las líneas rojas, la resistencia (palestina) luchará para proteger nuestros santuarios”, advirtió hoy Ismail Radwan, cargo de Hamás en Gaza, controlada de facto por el movimiento islamista desde 2007.

Por ahora, se prevé que la marcha siga su ruta habitual, pasando por la Puerta de Damasco, una de las principales entradas a la Ciudad Vieja de Jerusalén y siguiendo por su barrio musulmán hasta el Muro de las Lamentaciones, principal lugar de culto del judaísmo.

Los congregados celebran la fecha -según el calendario hebreo- en que Israel tomó control de Jerusalén Este durante la Guerra de los Seis Días de 1967, entonando cánticos nacionalistas y proclamas propias de la ultraderecha israelí como “Muerte a los árabes”.

El evento, celebrado desde hace décadas -el año pasado se tuvo que cancelar estando a medias por los cohetes lanzados desde Gaza-, es visto como una provocación para la población palestina, que ve esta misma fecha de 1967 como el inicio de la ocupación.

Ante ello, Hamás insta a los palestinos a marchar el domingo por la Explanada de las Mezquitas -tercer lugar más sagrado del islam, también en la Ciudad Vieja de Jerusalén- y a rezar ahí en la primera oración del amanecer bajo el lema “No se izarán banderas israelíes”.

  NOTICIAS RECOMENDADAS