Hugo Carvajal, testigo contra Nicolás Maduro, se voló en España

13 de noviembre de 2019 07:15 AM
Hugo Carvajal, testigo contra Nicolás Maduro, se voló en España
Hugo Carvajal.

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La policía española no ha podido localizar al mayor general Hugo Carvajal, exjefe del espionaje venezolano, que está buscado por la justicia estadounidense por supuesto narcotráfico, dijeron las autoridades a The Associated Press el miércoles.

El diario digital El Español reportó el viernes que un tribunal revirtió un fallo previo que rechazaba un pedido de extradición a Estados Unidos y ordenó a las autoridades que ejecutasen la solicitud.

Un vocero de la Audiencia Nacional explicó el miércoles que por el momento la resolución del caso no es pública.

La abogada de Carvajal, María Dolores de Argüelles, señaló que su cliente no podía considerarse prófugo porque la defensa no fue notificada oficialmente de la concesión de la extradición por parte del tribunal, y no se emitió ninguna citación ni orden de detención en su contra.

Carvajal esta libre bajo fianza, pero las autoridades retuvieron su pasaporte y no tiene permitido abandonar la comunidad de Madrid. Según los términos de su libertad, además tiene que presentarse ante el tribunal cada 15 días. La próxima vez será el viernes.

El exgeneral, quien fuera uno de los hombres de confianza del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez (1999-2013), no estaba en su domicilio en Madrid cuando los agentes fueron a buscarlo en las últimas horas.

Según el exgeneral, los “rumores” de los últimos días lo han llevado a comunicar a través de su cuenta en la red social Twitter que estaba en “libertad” “en España”, y un día después de la Audiencia Nacional española se ordenó su arresto.

“A raíz de los rumores de prensa, mis abogados acudieron a la Audiencia Nacional el viernes y el sábado, y revisaron constantemente el sistema de notificación oficial. A la fecha, ni mis abogados, ni yo, hemos sido notificados formalmente de ninguna resolución judicial sobre mi caso”, indicó el lunes en su más reciente mensaje.

BREVES ENCARCELAMIENTOS

El también exdiputado de 59 años estuvo tras las rejas en Aruba, territorio holandés, en julio de 2014, también por orden de Estados Unidos que lo reclamaba por delitos de narcotráfico relacionados con la exguerrilla colombiana FARC.

La detención en ese entonces duró apenas tres días, pues Carvajal había sido nombrado cónsul general de Aruba en enero de ese año, pero para la fecha no tenía las credenciales que lo acreditaran como tal.

Tras su liberación, el militar volvió a Venezuela y fue recibido por el sucesor de Chávez, Nicolás Maduro, como un “patriota”.

Maduro incluso llegó a señalar, en aquel momento, que lo defendería “con todas las posibilidades y con toda la fuerza del Estado venezolano en el marco de la ley internacional”.

DESERCIÓN

El militar, que estuvo a cargo de la Dirección de Contrainteligencia Militar (DGCIM) durante más de siete años bajo la Administración de Chávez y de Maduro comenzó a mostrar indicios de desacuerdos con el Ejecutivo en 2017, en medio de las protestas antigubernamentales de entonces que dejaron unos 120 muertos.

Para ese año, en una entrevista con Efe, en la que declaró que morirá como chavista, señaló la necesidad de que existiera un acuerdo entre el oficialismo y la oposición, pues a su juicio el país se encontraba a “las puertas de una guerra civil”.

Aseguró que la situación de Venezuela era “el resultado de una economía en crisis”, aunque no responsabilizó directamente al Gobierno, que en ese momento, había llamado a la elección de una Asamblea Nacional Constituyente (ANC) a fin de solucionar los problemas del país.

Carvajal consideraba que este foro no resolvería la problemática de Venezuela.

APOYO A GUAIDÓ

El exlegislador terminó de darle la espalda al Gobierno en febrero de este año cuando reconoció al jefe del Parlamento, Juan Guaidó, como presidente encargado de Venezuela, luego de que el opositor se proclamara como tal en enero al considerar un “usurpador” a Maduro.

En un pronunciamiento, que publicó a través de su cuenta en Twitter, pidió a Maduro asumir su responsabilidad ante la crisis del país como, según él, lo hizo Chávez el 11 de abril de 2002 cuando ocurrió el golpe de Estado contra él y se registraron al menos 20 muertos.

El militar instó así a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) a rebelarse contra Maduro tras considerarlo un “usurpador” de la Presidencia por haber ganado unas elecciones tachadas de “fraudulentas”.

Carvajal también reprochó la actuación de los cuerpos de seguridad del Estado porque, señaló, cometen “atropellos, vejación, tortura y terror y todo por cumplir al margen de la ley y con total impunidad con la estrategia represiva de este Gobierno”.

Después de esta declaración del militar, Guaidó también pidió a la Fuerza Armada -que aún se sigue declarando leal a Maduro-, seguir los pasos de Carvajal.

Por su parte, el líder oficialista, Diosdado Cabello, considerado el número dos del chavismo, indicó que le causaba “dolor” la “traición” del militar.

Cabello, quien además es el presidente de la ANC y primer vicepresidente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), señaló incluso que Carvajal iba a terminar repudiado.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Mundo

DE INTERÉS