Intento de arresto de un "señor de la guerra afgano desencadena fuerte tiroteo

15 de diciembre de 2019 09:14 AM
Intento de arresto de un señor de la guerra afgano desencadena fuerte tiroteo
Fuentes locales han confirmado que hasta el momento dos civiles han resultado heridos en enfrentamientos entre combatientes de Qaisari y fuerzas afganas en la ciudad de Mazar-e-Sharif. //Twitter.

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El intento de arresto del conocido “señor de la guerra” Nizamuddin Qaisari desencadenó el sábado por la noche un fuerte tiroteo, que aún continúa este domingo, entre las fuerzas de seguridad afganas y la milicia personal del comandante que lo protege, paralizando en parte la importante ciudad de Mazar-e-Sharif, en el norte de Afganistán.

Los enfrentamientos comenzaron hacia las 23.00 hora local del sábado (18.30 GMT) cuando las fuerzas de seguridad se presentaron con una orden de arresto en la residencia de Qaisari, en Mazar-e-Sharif, pero lejos de rendirse, su milicia respondió abriendo fuego.

“Las fuerzas de seguridad desplegadas para el arresto se toparon con la resistencia armada de Qaisari y sus hombres, pero las fuerzas de seguridad se han comprometido a hacer cumplir la ley (...) lo antes posible”, aseguró en un comunicado la Policía de Balkh, provincia de la que Mazar-e-Sharif es su capital.

QAISARI TIEN A SUS ÓRDENES 150 MILICIANOS

Según la Policía, Qaisari tiene a sus órdenes más de 150 milicianos, y está acusado de acometer extorsiones y otros actos ilegales con sus hombres en Mazar-e-Sharif.

Durante el tiroteo, Qaisari y sus hombres llegaron incluso a disparar lanzacohetes contra las fuerzas de seguridad, pero por ahora, y a pesar de los graves daños materiales en la zona, no se tiene conocimiento de víctimas.

Un miembro del consejo provincial de Balkh, Zabihullah Kakar, confirmó a Efe las denuncias ciudadanas contra Qaisari y sus hombres en los últimos meses, a los que acusan de “arrebatar tierras y tiendas, extorsión, palizas y otros tipos de actividades ilegales”.

VINCULADO A OTRO “SEÑOR DE LA GUERRA”

Qaisari estaba vinculado al vicepresidente afgano y señor de la guerra Abdul Rashid Dostum, ambos de etnia uzbeca, pero ahora le acusa de conspiraciones contra él, por lo que ha intentando iniciar su propia carrera pública a espaldas de su antiguo aliado.

Este “señor de la guerra” ya protagonizó fuertes disturbios cuando fue detenido en julio del año pasado en la provincia de Faryab (norte), en el marco de una campaña de arrestos para el desarme de comandantes de milicias ilegales, en muchos casos acusados de crímenes y violaciones de derechos humanos.

Su detención provocó protestas en varios puntos del norte del país que se saldaron con el cierre de oficinas gubernamentales y carreteras, el corte de servicios básicos y al menos dos muertos.

En ellas participaron miles de personas que pedían la liberación de Qaisari, en unas protestas que se prolongaron durante días.

Casi seis meses después, Qaisari fue liberado bajo fianza.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Mundo

DE INTERÉS