Mundo


Israel bombardea sur de Líbano en respuesta ataque con cohetes, dice Hizbulá

Este sería el cuarto ataque israelí en respuesta al lanzamiento ayer de tres proyectiles, cuya autoría no ha sido reivindicada, desde el sur del Líbano.

EFE

04 de agosto de 2021 07:45 PM

Israel bombardeó la madrugada de este jueves un área del sur del Líbano cercana a la frontera entre ambos países, después de lanzar tres rondas de artillería en las últimas horas en respuesta a un ataque con cohetes perpetrado la víspera, informó una fuente del grupo chií libanés Hizbulá.

La fuente, que pidió el anonimato, explicó que cazas israelíes llevaron a cabo dos ataques aéreos poco antes de la 1.00 hora local (22.00 GMT) contra las afueras de la localidad de Mahmudiya, ubicada en un área controlada por la formación chií y donde también están presentes facciones palestinas.

La televisión libanesa Al Manar, que actúa como portavoz de Hizbulá, también confirmó la información.

Este sería el cuarto ataque israelí en respuesta al lanzamiento ayer de tres proyectiles, cuya autoría no ha sido reivindicada, desde el sur del Líbano y el de mayor envergadura de todos ellos, pues los tres anteriores fueron perpetrados con artillería. (Lea aquí: Israel ataca Líbano con artillería tras cohetes disparados a su territorio)

Solo dos de los cohetes impactaron en territorio israelí, donde provocaron algunos incendios menores sin que se registrasen víctimas.

Lo sucedido esta madrugada en el Líbano, país que no mantiene relaciones diplomáticas con el Estado judío, se produce apenas dos semanas después del lanzamiento de otros dos cohetes desde el país árabe hacia Israel, ante lo que el Ejército respondió también con ataques de artillería.

Sin embargo, las escaramuzas en la frontera suelen ser de baja intensidad y no es común que impliquen bombardeos desde el final de la guerra librada en 2006 entre Israel y Hizbulá.

Las acciones se produce en un contexto de creciente tensión en Oriente Medio tras el ataque el jueves pasado contra un buque cisterna operado por una empresa de un multimillonario israelí, del que algunos países, entre ellos Israel, han acusado a Irán.

  NOTICIAS RECOMENDADAS