Mundo


Israelíes retoman protestas frente a residencia de Netanyahu

Las protestas fueron restringidas el mes pasado luego que Israel impuso nuevas medidas de confinamiento en respuesta al rebrote del virus.

AP

17 de octubre de 2020 04:09 PM

Miles de israelíes se manifestaron frente a la residencia oficial del primer ministro Benjamin Netanyahu la noche del sábado, al reanudar las protestas semanales contra el líder israelí después del levantamiento de las restricciones impuestas como parte de un confinamiento por la pandemia de coronavirus.

Las protestas fueron restringidas el mes pasado luego que Israel impuso nuevas medidas de confinamiento en respuesta al rebrote del virus. Las normas de emergencia impedían que los israelíes viajaran a Jerusalén para protestar y sólo autorizaban que la población se congregara en grupos reducidos a un distancia máxima de un kilómetro de sus hogares.

Los manifestantes se reunieron en el centro de Jerusalén y marcharon hacia la residencia oficial de Netanyahu, portando carteles en que exigían su renuncia, coreando “íRevolución!” y ondeando banderas israelíes. Varias protestas más pequeñas se realizaron en diferentes partes del país, y los organizadores afirmaron que cerca de 260.000 personas participaron a nivel nacional.

Los manifestantes argumentan que Netanyahu debe renunciar al ser impropio que gobierne el país mientras enfrenta un juicio por cargos de corrupción. Consideran también que el primer ministro no ha sabido manejar una crisis avivada por el virus que ha elevado el desempleo.

Netanyahu enfrenta un juicio por fraude, abuso de confianza y sobornos por su papel en una serie de escándalos. El premier rechaza las acusaciones y se dice víctima de una conspiración de parte de policías y fiscales codiciosos y los medios de tendencia liberal.

Los medios en Israel han reportado varios incidentes de violencia de parte de contramanifestantes de extrema derecha. En la ciudad de Haifa, en el norte del país la policía indicó que arrestó a tres personas que se sospecha rociaron gas lacrimógeno contra manifestantes.

A inicios del año, Israel logró contener el brote de COVID-19 al cerrar sus fronteras e imponer estrictas medidas de confinamiento. Pero una apertura prematura de negocios causó un incremento de casos, lo que llevó a un segundo periodo de confinamiento.

Las autoridades sanitarias han indicado que las nuevas restricciones han logrado disminuir la tasa de contagios e Israel se prepara para iniciar un relajamiento de las medidas de cierre el domingo con la reapertura de centros de guarderías y algunos negocios. Se espera que una reapertura total tome varios meses.

El desempleo, incluyendo personas bajo licencia indefinida, se ha disparado a cerca de 25%, de acuerdo con cifras del gobierno. Entre los manifestantes se encuentran muchos propietarios de negocios, empresarios y trabajadores que perdieron sus empleos.