Mundo


La crisis se agrava en Siria, reducen ración diaria de pan

Naciones Unidas estima que un 83 % de los sirios vive bajo el umbral de la pobreza, con menos de cien dólares al mes.

EFE

20 de septiembre de 2020 02:28 PM

El Gobierno sirio busca alternativas para atajar la crisis de trigo que está viviendo, una de las peores desde que estalló la guerra civil en 2011, tras reducir la víspera la ración diaria de pan a las familias en las zonas controladas por Damasco, aseguró este domingo a Efe el director de Coordinación en el Comité del Ministerio de Comercio sirio, Fady Kanou.

"La etapa actual es de evaluación de la decisión y calcular el éxito", afirmó, al añadir que esta crisis económica es "un caso excepcional" por "el bloqueo que ha obligado al Gobierno a tomar medidas más duras hasta que encuentren alternativas e importar lo que se necesita de trigo".

Desde ayer el Gobierno sirio ha implementado un nuevo mecanismo para la distribución del pan diario a través de una tarjeta electrónica que se reparte, en un principio, en las provincias de Damasco, Rif Damasco, Latakia y Hama.

Anteriormente cada familia recibía cuatro paquetes de pan al día, independientemente del número de personas, pero ahora si está compuesta de uno o dos miembros se les permitirá un paquete de pan al día, mientras que las familias con tres o cuatro miembros podrán tener dos paquetes cada día, explicó Kanou.

Si la familia es de siete o más miembros, sí se les permitirá tener cuatro paquetes de pan diario, de los que cada uno contiene siete onzas de pan.

Con la implementación de este mecanismo, la fuente aseveró que hoy ya han visto "abundancia de pan en las panaderías y disminución de las filas desde ayer hasta hoy".

Desde 2011 la producción de trigo se ha reducido casi a la mitad en Siria, al pasar de un promedio de antes de la guerra de 4,1 millones de toneladas por año a 2,2 millones de toneladas en 2019, según datos de la ONU.

Siria vive una de sus peores crisis económicas desde 2011 agravada por la mala situación que vive su país vecino, el Líbano, así como por las sanciones contra las zonas controladas por el presidente sirio, Bachar al Asad.