Mundo


Los llaneros Clemencia Peña, Jimmy Díaz y Carlos Bonilla, ya están en Colombia

Desde la apertura del corredor humanitario entre Colombia-Ecuador, 1400 personas han retornado al país, según cifras de Migración Colombia.

JORGE BARVA/ESPECIAL PARA EL UNIVERSAL

13 de agosto de 2020 04:25 PM

Después de una travesía de cinco días, los llaneros Clemencia Del Pilar Peña, Jimmy Díaz y Carlos Bonilla cruzaron juntos, el corredor humanitario binacional, el puente internacional de Rumichaca, el cual conecta a Colombia con Ecuador y viceversa.

Estos colombianos originarios de la capital del Meta, Villavicencio fueron aguerridos como los llaneros de su tierra. Al ver mermadas sus posibilidades de conseguir un vuelo comercial con fines humanitarios hacia Colombia y sus altos costos, vieron una salida viable por el corredor humanitario habilitado, por un acuerdo entre ambos países.

Lo curioso del caso es que ellos, siendo de la misma ciudad y quienes estuvieron atrapados en EEUU, por más de 150 días, a raíz de la pandemia mundial COVID-19 y el cierre de fronteras no se conocían en persona, solo se vieron la cara y estrecharon la mano por primera vez en Ecuador.

El viaje cada uno lo inició de manera independiente, por ejemplo Clemencia del Pilar voló desde Nueva York hasta Quito, Jimmy desde San José, California, hasta la capital ecuatoriana y Carlos viajó desde Miami hasta Guayaquil.

Igualmente la travesía de cada uno fue intercalada, por un día de diferencia, pero todos se encontraron en Quito y viajaron juntos en la ciudad limítrofe de Tulcán.

Aunque habían viajado separados, cada uno estaba pendiente del otro, llamadas, mensajes de textos, por WhatsApp, desde que dijeron sí a volver a casa, a volver a Colombia por esta ruta, denominada por ellos “la ruta de escape”.

Después de recorrer 4 horas y media desde la capital del Ecuador, Quito hasta Tulcán. Allí se contactaron con el Consulado Colombiano en esa ciudad, pernoctaron en un hotel esa noche esperando la respuesta anhelada, hasta que se contactaron con ellos, en la mañana siguiente, y les informaron, que estaban en la lista oficial, para poder cruzar, el puente Internacional de Rumichaca.

Esa llamada la recibieron a las 12 del medio día y la confirmación vía correo electrónico también. A la una de la tarde un oficial de migración ecuatoriana los llevó hasta un funcionario de Migración Colombia.

Clemencia del Pilar Peña aseguró que ese momento fue un júbilo de felicidad, un frenesí de alegría, ver por fin tierra colombiana, después de casi seis meses de estar fuera de su casa, en un país extranjero con lengua y costumbres diferentes.

“Literalmente lloré, brinqué de emoción. No lo

Podía creer. Siguiendo los consejos de Jenniffer Paola, lo que leímos en el periódico EL UNIVERSAL decidimos pasar la solicitud antes de salir de USA al consulado de Colombia en Tulcán, así adelantamos la documentación para llegar a Colombia, esto es de creer” dijo entre lágrimas Clemencia del Pilar Peña.

Por su parte, Jimmy Díaz comentó que definitivamente se ahorró dinero viajando por Ecuador. “En total me gasté 300 dólares, con eso me alcanzó y sobro para cuando llegue a Villavicencio comerme una carne a la llanera”.

El señor Carlos Bonilla tampoco pudo ocultar su felicidad al llegar al territorio colombiano. “Lo más importante es llegar a casa sanos y salvos, gracias a que los que se atrevieron hacerlo primero que nosotros y abrir una ruta para poder llevar a Colombia.

Luego de cruzar el puente y llegar hasta Ipiales, Nariño, no tuvieron la fortuna de alcanzar el bus de la empresa Expresó Bolivariano, que partía hacia la capital de la República, por ello, tuvieron que esperar un día más para poder estar más cerca de su Villavicencio del alma.

Después del viaje en autobús de 24 horas llegaron a Bogotá y esperaron otro transporte que los condujera hacia la capital del Llano, dos horas más de camino, hasta que por fin llegaron a la tierra Llanera, a su tierra prometida.

“Dios siempre estuvo con nosotros pero agradecemos el acompañamiento del periódico El UNIVERSAL,quien constantemente nos informó cómo podíamos llegar a casa, sus publicaciones fueron bálsamo para nuestras preguntas y nos dio el empujón para tomar la decisión de volver a casa por el Ecuador”’ dijo Clemencia del Pilar.

Esta ruta de escape, este Plan B para volver a casa lo inició Jacksson Chávez Soriano, César Trujillo Meza, Willian Mayor, Gustavo Hernández, Juan Guillermo López, Jenniffer Paola Parrado García.

Ahora quedará inscrito en la historia, el nombre de Clemencia Del Pilar Peña, Jimmy Díaz y Carlos Bonilla, otros colombianos que se atrevieron a viajar al país de la mitad del mundo, Ecuador, para volver a casa, volver a Colombia, como sus antecesores, quienes estuvieron atrapados como ellos en EEUU u otros países, acusa del enemigo público del mundo el COVID-19, sin embargo, este mortal Virus, no los detuvo a llegar de nuevo a la tierra que los vio nacer.

La resolución de Migración Colombia

Migración Colombia emitió la resolución 1431 del 19 de junio de 2020, en la cual abrió un corredor humanitario entre Colombia y Ecuador por vía terrestre, a través del puente de Rumichaca, para los connacionales atrapados en el hermano país y viceversa.

De acuerdo con cifras de Migración Colombia, desde la apertura de este corredor humanitario, 1400 personas han utilizado, esta zona de tránsito binacional para retornar al país.