Los reyes de España viajarán a Cuba por los 500 años de La Habana

16 de octubre de 2019 06:07 PM
Los reyes de España viajarán a Cuba por los 500 años de La Habana
El ministro español de Asuntos Exteriores en funciones, Josep Borrell, saluda este miércoles al canciller cubano, Bruno Rodríguez. //EFE.

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Los reyes de España viajarán a Cuba en noviembre con motivo de la celebración de los quinientos años de la fundación de La Habana, un desplazamiento largamente esperado que supondrá la primera visita de Estado de un monarca español al país.

El ministro español de Exteriores en funciones, Josep Borrell, anunció este miércoles en La Habana que el viaje tendrá lugar “inmediatamente después” de las elecciones generales del próximo 10 de noviembre pero no más allá del 16, la fecha en la que la capital cubana celebra su quinto centenario.

San Cristóbal de La Habana fue la última de las primeras siete grandes villas cubanas fundadas por conquistadores españoles. Se fundó en 1515 al sur de su localización actual, pero no fue hasta el 16 de noviembre de 1519 que se asentó oficialmente en la bahía del mismo nombre.

Borrell destacó la “trascendencia histórica” del viaje, no solo por ser el primero de Estado que hace un rey español a la antigua colonia, sino “porque hace quinientos años que España puso el pie en estas tierras e inició su tarea constructora de una identidad común”.

“Estoy convencido de que esta visita será muy importante y marcará un nuevo hito en las relaciones entre los dos pueblos”, agregó el jefe de la diplomacia española, quien no precisó más detalles sobre el contenido y duración de la estancia de los reyes.

Cuba es además el único país iberoamericano en el que no ha estado Felipe VI.

Su padre, el ahora rey emérito Juan Carlos I, sí pisó la isla en dos ocasiones, pero nunca en viaje de Estado: en 1999 con motivo de una cumbre iberoamericana en La Habana, y de nuevo en 2016 -ya después de su abdicación- al frente de la representación que España envió a los funerales del expresidente y líder de la Revolución cubana, Fidel Castro.

La visita real llevaba pendiente más de dos años, desde que en 2017 La Habana cursó una invitación oficial que fue aceptada por el Gobierno de entonces.

Aunque se llegó a hablar de que los reyes Felipe y Letizia podrían viajar a Cuba a principios del 2018, el desplazamiento nunca llegó a concretarse por la complicada situación política en España debido al conflicto catalán y a los problemas de gobernabilidad tras las elecciones.

Una vez confirmado que esta vez sí habrá visita, Borrell recordó que la decisión se inscribe, además, en el “proceso de normalización de las relaciones” bilaterales de los últimos años, que cristalizó en noviembre del año pasado con la visita oficial del jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez.

En una conversación posterior con periodistas, el diplomático consideró que el viaje de los monarcas no debe valorarse desde un punto de vista político, sino dentro del buen momento en las relaciones bilaterales.

Más aún, dijo, teniendo en cuenta la cantidad de líderes que han pasado por la isla en los últimos años: desde Barack Obama cuando era presidente de EE.UU. a jefes de Estado europeos y tres papas.

Durante el viaje de Sánchez también se acordó la creación de un mecanismo de consultas políticas de alto nivel, otro de los motivos por los que se encuentra en Cuba el titular español de Exteriores, quien hoy presidió la delegación española en este diálogo bilateral celebrado en un ambiente de “cordialidad y respeto”.

El Gobierno cubano acogió con satisfacción el anuncio, una “excelente noticia” en palabras de su ministro de Exteriores, Bruno Rodríguez, quien prometió que los reyes Felipe y Letizia “serán recibidos con la cálida hospitalidad” del Gobierno y el pueblo.

La llegada de Felipe VI y la reina Letizia a Cuba supone asimismo un importante respaldo a las casi 300 empresas españolas presentes en la isla, que atraviesan momentos complicados por el endurecimiento del embargo que Estados Unidos mantiene sobre la isla desde hace casi seis décadas y por impagos del Gobierno cubano cifrados en unos 300 millones de euros.

“Es la mejor noticia que nos podían dar”, declaró a Efe Xulio Fontecha, presidente de la Asociación de Empresarios Españoles en Cuba poco después del anuncio de Borrell.

Fontecha confió en que la agenda del monarca en el país incluya algún encuentro con el empresariado ibérico.

También el ministro español, que deja en breve su cargo para ocupar el de alto representante para la Política Exterior de la Unión Europea, tuvo palabras de aliento para las compañías españolas que operan en Cuba ante las nuevas andanadas de Washington.

“No España, sino la Unión Europea también van a trabajar para hacer todo el obstáculo posible a la aplicación de esta extraterritorialidad”, indicó Borrell en referencia al recién reactivado título III de la ley Helms Burton que permite las demandas en cortes de EE.UU. contra empresas que se estén beneficiando de propiedades expropiadas tras la Revolución de 1959.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Mundo

DE INTERÉS