Mundo


¡Madre y abuela a la vez! Tendrá un hijo de su propio hijo

Una mujer en Estados Unidos espera dar a luz a su hija biológica, que también será su nieta. Diferentes países del mundo cuestionan el alquiler de vientres.

Juan Sebastián Ramos

27 de septiembre de 2022 11:19 AM

El alquiler de vientres, aunque todavía no sea muy usual en Colombia (debido a su gran costo), es un método al cual recurren muchas parejas en el mundo que no pueden tener hijos.

Consta de contratar a una persona que si pueda gestar el bebé, remunerarle por ese tiempo que prestará su vientre para al actividad y finalmente, hacer la entrega el recién nacido.

El 58% de los españoles aceptan los vientres de alquiler, según una encuesta de BBVA.

Esta práctica es legal en muchos países, incluso, hay personas que se dedican a esta labor de tener embarazos sanos y cobrar por ello. Sin embargo, el curioso caso de una madre en Estados Unidos, ha provocado miles de reacciones en internet, al igual que otros casos similares.

Nancy Hauck, una mujer de 56 años aseguró que está embarazada de su propio hijo, Jeff Hauck de 32 años. Lo hizo con el fin de ayudar a su nuera, quien se enteró que ya no podía concebir y le pidió esta colaboración.

Cambria, su nuera de 30 años, se había realizado una histerectomía (una operación para extraer su útero), por esta razón se descartaron todas la posibilidades de que pueda tener un bebé.

“El embarazo ha sido muy similar a tener a mi hijo, pero he tenido un poco más de náuseas. Mi esposo, mi hijo Jeff y Cambria han sido increíbles durante todo el embarazo (...) Me siento muy poderosa cargando a la hija de mi hijo”, afirmó Nancy.

La bebé nacerá en noviembre y Nancy dijo que “no puede esperar para dar a luz”, en este caso su hija, sería también su nieta.

Nunca imaginé que estaría embarazada a los 56 años o que esto sería posible, pero es lo más hermoso”.

Nancy Hauck

“Le dije a mi hijo, y él lloró y se sorprendió. Ni siquiera le había dicho a mi esposo en ese momento, pero él realmente me apoyó”.

¿Cómo fue el proceso?

Algunos curiosos se preguntan si la mujer de 56 años tuvo que acostarse con su hijo, y la respuesta es un no. Este procedimiento tiene unas metodologías clínicas que no involucran el acto sexual entre la mujer que alquila el vientre y el hombre que coloca sus espermatozoides.

Nancy comenzó su tratamiento hormonal en enero de 2022, todos los días durante 12 semanas se inyectaba, de esta forma, el embrión fertilizado se transfirió a su útero un mes después.

Cambria ha podido asistir a todas las citas con Nancy, y la familia estaba encantada de saber que esperaban una niña.

“Ha sido tan milagroso y hermoso ver a Nancy llevar a nuestra dulce niña. Ha sido asombrosa y llena de tanta luz y gracia. Dicen que el embarazo viene con un brillo, pero el de Nancy es un faro completo”, dijo su nuera.

Jeff, aseguró sentirse agradecido por la ayuda que su madre les está dando de forma desinteresada. La nieta de Nancy nacerá el 5 de noviembre y, todo va marchando bien, nacerá con Jason, Jeff y Cambria en la habitación.

(Lea también: Madre subrogada: relato de cuando parí a los gemelos de otra mujer)

El alquiler de vientres, toda una polémica mediática

El debate en torno a si debe ser permitida o prohibida, no deja de ser una de las manzanas de la discordia en las redes sociales. Algunos usuarios aseguran que “la “gestación subrogada recurre a una mujer embarazada de un bebé que no le pertenece”.

El proceso se lleva a cabo bajo las directrices de un contrato en el que una mujer, un hombre o una pareja pacta la gestación de un ser humano sobre el que tendrá todos los derechos cuando este nazca.

Algunas personas lo avalan, sin embargo, otras están en completo desacuerdo.

¿Se pueden alquilar vientres en Colombia?

Recientemente la Corte Constitucional le dio seis meses al Gobierno del presidente Gustavo Petro para que regule el embarazo subrogado o alquiler de vientre en Colombia, debido a esto, se ha abierto un debate en el país respecto al tema.

“Existe en Colombia un vacío jurídico ya que no está permitido ni prohibido, por lo tanto, esta práctica se está presentando de manera constante debido a los altos índices de infertilidad y al gran número de extranjeros que vienen a nuestro país a realizar esta práctica”, explicó Angélica Bernal, psicóloga de la Universidad Javeriana.

  NOTICIAS RECOMENDADAS