Muerte de afroamericano en manos de la policía genera protestas en EE.UU.

27 de mayo de 2020 03:09 PM
Muerte de afroamericano en manos de la policía genera protestas en EE.UU.
Las protestas iniciaron con una marcha desde el lugar donde murió la víctima. La policía lanzó gases lacrimógenos y balas de goma. Foto//EFE.

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Miles de personas protestaron este martes en Mineápolis (Minnesota, Estados Unidos) por la muerte a manos de policías del afroamericano George Floyd, ocurrida 24 horas antes.

La protesta empezó en el lugar en el que Floyd murió, y terminó frente a una comisaría cercana, donde la policía antidisturbios lanzó gases y balas de goma a los manifestantes, según el periódico local The Star Tribune.

Los manifestantes marcharon al grito de “¡no puedo respirar!”, lo mismo que expresó Floyd mientras agonizaba.

El concejal de Mineápolis Jeremiah Ellison calificó la actuación policial contra la manifestación de “repugnante”. “Hasta ahora, no he podido evitar que la policía dispare de manera indiscriminada contra la multitud”, declaró Ellison, quien explicó que estaba ayudando a los manifestantes. “Hace unos instantes, sostuve una toalla en la cabeza de una adolescente mientras le brotaba sangre”, dijo.

Policías despedidos

El alcalde de Mineápolis, Jacob Frey, anunció la tarde de este martes el despido de cuatro agentes de policía implicados en los hechos que derivaron en la muerte de Floyd, incluido el uniformado que aparece en los vídeos con la rodilla sobre su cuello.

Ser afroamericano en Estados Unidos no debería ser una condena a muerte”, expresó Frey.

Varios transeúntes presenciaron los hechos ocurridos el lunes con Floyd, lo que facilitó que varios vídeos se difundiesen rápidamente en las redes sociales.

Detenido bajo sospecha de haber intentado usar un billete falso

Un portavoz de la policía afirmó el mismo día que el hombre, que parecía ebrio o drogado, se había resistido a ser arrestado por los agentes bajo sospecha de haber intentado usar un billete o un cheque falso en un supermercado.

Tras haberlo esposado, el agente “se dio cuenta de que el sospechoso sufría un problema médico” y llamó a la ambulancia, dijo el portavoz.

Por favor, no puedo respirar

En las imágenes se podía apreciar al detenido quejándose durante minutos de no poder respirar y de sentir dolor, mientras un agente le pide que mantenga la calma. Un segundo policía se preocupa de que no se acerquen los transeúntes, que empiezan a increparlos cuando observan que Floyd ya no se mueve y parece inconsciente.

Por favor, por favor, por favor, no puedo respirar”, dijo el hombre de 46 años mientras uno de los agentes lo mantuvo inmovilizado durante varios minutos con la rodilla sobre su cuello.

Ya no respira, ya no se mueve, tome su pulso”, repite un testigo mientras los policías esperan a una ambulancia que tarda varios minutos en llegar. Floyd fue transportado a un hospital, donde falleció poco después.

Tanto el FBI como las autoridades estatales en Minesota han iniciado una investigación sobre los hechos.

Reacciones

Muchos caminaron más de tres kilómetros (unas dos millas) hasta la comisaría de la zona. Algunos rompieron ventanas e hicieron pintadas. La policía los dispersó con granadas de gas lacrimógeno.

Bridgett Floyd, hermana de la víctima, declaró en el programa “Today” de NBC que el caso debería ser catalogado como un asesinato “porque eso es lo que fue”. Dijo que no vio el video y que no entendía cómo alguien puede permitir la muerte de otra persona “así como así”.

El alcalde Jacob Frey anunció los despidos en Twitter diciendo que “es lo que corresponde hacer”.

Caso Garner

El FBI y la policía estatal investigan el caso, que inmediatamente fue comparado con la muerte de Eric Garner, otro hombre negro desarmado que falleció en el 2014 en Nueva York cuando un policía lo inmovilizó tomándolo con un brazo por el cuello. Garner también dijo que no podía respirar, y el agente no aflojó la forma en que lo tenía tomado.

En el caso de Garner, el agente fue despedido solo después de que distintos organismos completasen investigaciones. La familia de Garner se pasó años pidiendo que el agente fuese destituido.

El agente Chauvin, el más comprometido

Los agentes de Mineápolis no han sido identificados públicamente, aunque un abogado dijo que representaba a Derek Chauvin, el agente que puso su rodilla en el cuello de Floyd. El abogado, Tom Kelly, no hizo comentarios.

Los investigadores deberán determinar cuál fue la intención de los agentes, si querían hacer daño a Floyd o si su muerte fue un accidente. También se debe decidir si privaron a Floyd de sus derechos civiles.

Informes de la prensa dicen que Chauvin fue uno de seis agentes que en el 2006 mataron a tiros a Wayne Reyes, quien según la policía les apuntó con un arma después de apuñalar a dos personas. Chauvin también disparó e hirió a un hombre en el 2008 al intervenir en un caso de violencia doméstica. La policía no respondió de inmediato a un pedido de antecedentes de Chauvin.

La policía de Mineápolis está autorizada a apoyar su rodilla en el cuello de una persona sin hacer presión sobre sus vías respiratorias, en lo que se considera una intervención “no letal”.

Investigación

Dos expertos en el uso de la fuerza dijeron a la Associated Press que el agente claramente inmovilizó a Floyd demasiado tiempo. Señalaron que lo tenían controlado y que Floyd ya no ofrecía resistencia. Andrew Scott, exjefe de la policía de Boca Ratón, Florida, dijo que la muerte de Floyd fue producto de “una combinación de un entrenamiento inadecuado y de alguien que ignora su entrenamiento”.

No se podía mover. Les decía que no podía respirar y ellos lo ignoraron”, expresó Scott. “Me cuesta describir lo que pasó. Fue algo duro de ver”.

La policía dijo que los agentes pararon a Floyd porque se parecía mucho a la descripción de un hombre que buscaban por una falsificación y que él se resistió a ser detenido. Los agentes, por otra parte, no tenían tapabocas.

En el video se ve a Floyd implorando al agente: “Por favor, por favor, no puedo respirar”. Transeúntes le pidieron al agente que aflojase la presión, y él respondió: “Está hablando, de modo que respira”.

Floyd dejó de moverse y el agente no levantó su rodilla hasta que sus compañeros estuvieron listos para subirlo a una camilla que llevaron paramédicos. Varias personas que pasaban por allí filmaron el episodio. Algunos se preocuparon por el estado de Floyd. Uno gritó varias veces “íno se mueve!”. Dos personas, incluida una mujer que dijo que trabajaba en el departamento de bomberos, le pidieron a los agentes que le tomasen el pulso a Floyd. “íTómenle el pulso y díganme cuál es!”, les gritó la mujer.

En determinado momento un agente responde: “No tomen drogas, muchachos”.

¿Que no tomemos drogas? ¿Qué estás diciendo? ¿Qué te piensas que es esto?”, le dice uno de los curiosos.

Floyd llevaba cinco años trabajando en un restaurante llamado Conga Latin Bistro y le alquilaba una vivienda al dueño del restaurante, Jovanni Thunstrom.

Era un buen amigo, una buena persona y buen inquilino”, declaró Thunstrom al Star Tribune. “Era como de la familia. Sus compañeros de trabajo y sus amigos lo estimaban mucho”.

La muerte de Floyd se produjo cuando todavía no se había acallado el clamor por la de Ahmaud Arbery, fallecido el 23 de febrero en Georgia al ser baleado por un hombre blanco y su hijo tras verlo corriendo por su barrio. Pasaron dos meses antes de que se radicasen cargos contra ellos.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Mundo

DE INTERÉS