Mundo


Pakistán inicia campaña contra la poliomielitis en medio de rebrote de casos

La campaña de vacunación se realizará de forma completa en 27 distritos y en 40 distritos de forma parcial.

EFE

27 de junio de 2022 07:28 AM

Pakistán inició este lunes una campaña contra la poliomielitis en zonas de alto riesgo para vacunar a 12,6 millones de niños menores de cinco años en medio de un rebrote de casos, diez enfermos en lo que va de año en comparación con solo uno en 2021.

“En esta campaña nos estamos enfocando en distritos de alto riesgo y las agencias de seguridad están brindando total cooperación para la protección de nuestros trabajadores”, dijo a Efe el portavoz del Centro Nacional de Operaciones de Emergencia, Zulfiqar Babakhel.

Más de 100.000 trabajadores capacitados participarán en la campaña de vacunación para administrar las dosis a los niños seleccionados directamente en la puerta de sus casas.

La campaña de vacunación se realizará de forma completa en 27 distritos y en 40 distritos de forma parcial, según un comunicado del Centro de Operaciones de Emergencia Nacional.

Pese a un periodo de 15 meses sin reportar ningún caso de poliomielitis, el más largo de la nación asiática sin incidencias desde 1994, Pakistán informó del primer caso en el distrito de Waziristán, en la provincia de Khyber Pakhtunkhwa (noroeste), el pasado abril.

“Estoy profundamente entristecido de informar que un niño de 15 meses ha quedado paralizado (a causa de la poliomielitis) en Waziristán del Norte”, publicó en Twitter Shahzad Baig, el jefe del programa contra la poliomielitis en ese momento.

Antes de abril, el último caso se detectó en enero de 2021, lo que hizo que las autoridades celebraran, por primera vez en décadas, 12 meses sin un solo caso.

Pakistán y Afganistán son los únicos dos países que quedan en el mundo donde todavía existe el virus.

Los esfuerzos de Pakistán por erradicar la poliomielitis a menudo se han visto obstaculizados por padres conservadores que se niegan a vacunar a sus hijos, creyendo que es parte de un complot occidental para esterilizar a los niños.

Grupos insurgentes fundamentalistas atacan regularmente a los equipos de polio y a las fuerzas de seguridad que les brindan protección para intentar detener la inoculación.

Estos ataques aumentaron después de que la CIA estadounidense realizó una campaña falsa de vacunación contra la hepatitis para cazar al líder de Al Qaeda, Osama bin Laden, quien fue asesinado por comandos estadounidenses en 2011 en Pakistán.

Alrededor de un centenar de policías y vacunadores han muerto a manos de los talibanes desde 2012 en Pakistán, según Unicef.

  NOTICIAS RECOMENDADAS