Mundo


Polémica en Grecia porque las restricciones Covid no se aplican a iglesias

La decisión del Gobierno griego de excluir a las iglesias de los espacios públicos con el acceso restringido ha desatado críticas de la comunidad científica.

EFE

04 de noviembre de 2021 08:45 AM

La decisión del Gobierno griego de excluir a las iglesias de los espacios públicos con el acceso restringido a personas vacunadas o que presenten una prueba negativa de covid ha desatado críticas de la comunidad científica, así como desde la oposición.

Ante el avance galopante de casos y la renqueante campaña de vacunación, el Ejecutivo del conservador Kyriakos Mitsotakis, anunció esta semana que a partir del próximo sábado se exigirá certificado de vacunación o pruebas negativas de covid en comercios, bancos, servicios públicos, así como en terrazas de bares y restaurantes.

Tan sólo quedaron excluidas de esta normativa las tiendas de alimentación, farmacias e iglesias. La equiparación de estos tres servicios ha causado un revuelo político, sobre todo después de varias declaraciones polémicas de miembros del Gobierno, como el ministro de Fomento, Ádonis Yeoryiadis, quien afirmó que acudir a la iglesia es para los creyentes “alimento espiritual” y por lo tanto, tiene la misma importancia que una tienda de alimentación.

Reciba noticias de El Universal desde Google News

Mitsotakis reconoció en una entrevista el miércoles que es imposible controlar dentro de las iglesias, pues no hay responsables dentro de los templos para hacerlo, mientras en las tiendas los controles los hacen los empleados. “Si hubiera forma de hacerlo en las iglesias, no dudaría”, destacó.

La nueva normativa sí exige a los clérigos estar vacunados o hacerse dos veces por semana una prueba, algo que rige para todos los empleados.

Aunque el Santo Sínodo de la iglesia ortodoxa griega haya pedido a todos los clérigos y creyentes vacunarse, hay en sus filas una fuerte oposición a la inoculación, con el argumento de que no existe pandemia y que todo es una conspiración “para quitarle a los cristianos ortodoxos su fe”.

Reciba noticias de El Universal desde Google News

Sigue habiendo sacerdotes que defienden la opinión que en las iglesias no hay posibilidad de contagio, porque es la casa de Dios.

“Independientemente de que un espacio sea sagrado eso no impide la propagación del virus”, respondió hoy la catedrática de epidemiología en la Universidad de Atenas, Athiná Linú.

Numerosos clérigos incluso prohiben a los creyentes ponerse la mascarilla durante la misa.

A pesar de que la cúpula eclesiástica ha apelado a la razón de sus sacerdotes, tampoco ha dado el paso de tomar medias disciplinarias contra los que violan las normas, ni tampoco ha sustituido la cuchara de oro con la cual se distribuye la santa eucaristía entre todos los creyentes por cucharillas de uso único.

  NOTICIAS RECOMENDADAS