Mundo


Portugal estrena el puente colgante peatonal más largo del mundo

El puente, de una longitud de 516 metros y de un ancho de cubierta de 1,20 metros, cruza el valle de garganta del río Paiva a 175 metros de altura, en un entorno natural que forma parte del geoparque Arouca, integrado en la Red Natura 2000.

EFE

28 de abril de 2021 10:20 AM

El puente Arouca 516, la estructura suspendida para peatones más larga del mundo, podrá ser visitado a partir de este jueves 29 de abril por los vecinos de la localidad de Arouca, a unos 30 kilómetros de la ciudad lusa de Oporto.

A partir del 3 de mayo -cuando entra en vigor la cuarta fase del plan de desconfinamiento en Portugal- el puente estará abierto para el público en general previa compra de los billetes por internet.

El puente, de una longitud de 516 metros y de un ancho de cubierta de 1,20 metros, cruza el valle de garganta del río Paiva a 175 metros de altura, en un entorno natural que forma parte del geoparque Arouca, integrado en la Red Natura 2000.

El suelo del puente es una plataforma de rejilla metálica abierta que permite ver el cauce del Paiva, y su estructura está formada por 127 módulos de por hormigón y acero de aproximadamente cuatro metros cada uno.

El billete, que se vende a 12 euros, da acceso a Passadiços do Paiva, en un recorrido de más de ocho kilómetros por el río, entre la playa fluvial de Areínho y el puente de Espiunca.

El municipio de Arouca está clasificado como Geoparque Mundial por la Unesco, cuenta con entornos naturales reconocidos -como la sierra de Freita y los rápidos del río Paiva- y con 41 sitios de interés geológico y patrimonio arqueológico, como el dolmen de la portela de la anta, tumbas prehistóricas, un castro y los restos romanos de una mina y una calzada.

El proyecto Arouca 516 ha contado con un presupuesto de 2,3 millones de euros.

  NOTICIAS RECOMENDADAS