Presidente filipino promete vacuna a comunistas si dejan de luchar hasta diciembre

31 de julio de 2020 04:42 PM
Presidente filipino promete vacuna a comunistas si dejan de luchar hasta diciembre
Filipinas confirmó ayer 89.374 infecciones -de los que 22.327 siguen activos- y casi 2.000 muertes desde que se anunció el brote de COVID-19.//Robinson Ninal Jr. - AP

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, ha prometido a la guerrilla comunista del Nuevo Ejército del Pueblo (NEP) suministrarle la vacuna contra la COVID-19 cuando esté disponible si abandonan la lucha armada hasta final de año.

“Si dejáis de pelear por un tiempo, hasta diciembre, porque mis soldados están ocupados con la respuesta a la pandemia, os daré la vacuna”, señaló el presidente en una comparecencia televisada el viernes en la que anunció las nuevas fases de la desescalada en Filipinas, que inició el confinamiento estricto el 15 de marzo.

“Después de la COVID-19, luchemos de nuevo. Os lo advierto, parad por un tiempo y permitir el proceso normal de recuperación al país”, dijo el mandatario, que el año pasado canceló el proceso de paz con los comunistas y recrudeció la ofensiva militar.

Al inicio de la pandemia, tanto el Gobierno filipino como la guerrilla del NEP declararon un alto el fuego para que la confrontación militar no entorpeciera la respuesta a la COVID-19, pero a mediados de abril se terminó la tregua tras varios enfrentamientos entre las partes cuando se distribuía ayuda humanitaria en zonas rurales.

El mandatario ha asegurado a los filipinos que el presidente chino, Xi Jinping, le ha garantizado que Filipinas estará entre las primeras naciones en recibir la vacuna cuando se terminen con éxito con ensayos clínicos.

Las empresas chinas Sinopharm y Sinovac están a cargo de dos de las tres vacunas frente a la COVID-19 que están más avanzadas en el mundo, que ya han empezado los ensayos con humanos, el último paso antes de la aprobación regulatoria.

“Nuestra primera opción para salir de esta crisis es China”, declaró Duterte, que desde que llegó al poder ha estrechado relaciones con Xi.

El presidente también declaró que cuando la vacuna esté disponible serán las Fuerzas Armadas las que se encargarán de distribuirla a toda la población, con prioridad a los más pobres, debido a la rampante corrupción en los Gobiernos locales.

El presidente anunció hoy que las ciudades de Manila, Cebú y Zamboanga, así como varias provincias de la isla de Luzón que rodean la capital -Batangas, Cavite, Rizal, Laguna y Bulacan- permanecen en “cuarentena general”, una fase intermedia de confinamiento que permite la recuperación parcial de la actividad económica pero restringe los movimientos entre provincias.

Filipinas confirmó ayer 89.374 infecciones -de los que 22.327 siguen activos- y casi 2.000 muertes desde que se anunció el brote de COVID-19 a finales de enero.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Mundo

DE INTERÉS