Mundo


Proyecto gastronómico beneficia a jóvenes de Colombia, Bolivia y Honduras

Alrededor de 4.800 jóvenes de estos tres países se ven beneficiados por un proyecto que ofrece oportunidades socioeconómicas a través de la gastronomía.

EFE

13 de octubre de 2023 10:31 AM

Unos 4.800 jóvenes de zonas rurales y periurbanas de Bolivia, Colombia y Honduras se beneficiaron en los últimos tres años con un proyecto que buscó ofrecerles oportunidades socioeconómicas a través de la gastronomía, además de revalorizar su patrimonio alimentario.

La cifra es parte de los resultados finales del proyecto “Puentes”, llamado también “Rural for Young People”, puesto en marcha por la organización ICCO Cooperación/Conexión con el apoyo del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) de las Naciones Unidas. Lea aquí: Ejército abatió a dos integrantes del Clan del Golfo en medio de combates

“Estamos orgullosos porque hoy en el cierre del proyecto podemos decir que más de 4.800 jóvenes se han formado en gastronomía, recuperando los productos locales, recuperando su patrimonio alimentario en estos tres países”, dijo a EFE el coordinador para América Latina de Conexión, Ariel Tito.

Según Tito, más del 82 % de estos jóvenes mejoraron sus hábitos de alimentación y los de sus familias y más del 84 % reconoce y usa su patrimonio alimentario para generar economía desde sus territorios. Lea aquí: López Obrador confirma la presencia de Gustavo Petro en cumbre migratoria

A esto se suma la formación recibida por 2.400 jóvenes de áreas rurales para desarrollar sus habilidades digitales como youtubers y tiktokers para mostrar el potencial y la gastronomía de sus comunidades.

Fin del camino

Los resultados se presentaron en un evento en el restaurante Manq’a, comida en aimara, una de las empresas con impacto social impulsada por el proyecto junto a la fundación Melting Pot del empresario gastronómico danés Claus Meyer, del reconocido Noma de Copenhague.

La directora regional de ICCO Conexión América Latina, Conny Toornstra, destacó que detrás de las cifras “hay muchas personas y organizaciones” que hicieron posible alcanzar los objetivos.

“América Latina enfrenta desafíos similares de desigualdad en cada país y estamos seguros de que acciones con impacto regional crean movimientos de jóvenes y de sus familias que van y trascienden más allá de los proyectos”, manifestó Toornstra.

Esto fue lo que ocurrió con las escuelas de cocina Manq’a en Bolivia, Miska en Honduras y Anfitriones para la Paz en Colombia, iniciativas “que van nutriéndose de aliados públicos y privados” en favor de su sostenibilidad, indicó.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS