Mundo


Siete muertos en un nuevo tiroteo en un supermercado en Virginia, EE. UU.

Un empleado de un Walmart abrió fuego contra compañeros de trabajo en una sala de descanso en la tienda, declaró este miércoles una testigo.

EFE

23 de noviembre de 2022 11:36 AM

El autor del tiroteo en un supermercado en Estados Unidos ocurrido anoche, en el que fueron asesinadas seis personas, era un empleado de la tienda que, aparentemente, se suicidó después, confirmó la Policía este miércoles en una rueda de prensa.

(Lea aquí: Un joven de 22 años, el autor de un tiroteo en un club LGTB en EE. UU.)

Según explicó Mark Soleski, jefe de policía de Chesapeake, la localidad de Virginia donde se produjo el suceso, cuando los agentes llegaron al supermercado, pocos minutos después de la primera llamada de emergencia, se encontraron al tirador ya muerto por un disparo que, creen, se hizo así mismo.

Soleski confirmó los seis fallecidos -siete con el autor- y cuatro heridos que están ingresados en hospitales de la zona.

El jefe de policía explicó que el autor del tiroteo utilizó una pistola para disparar y no dio más detalles sobre él, salvo que era un hombre y empleado de la cadena Walmart, pero no pudo confirmar si era supervisor ni si se encontraba trabajando en ese momento.

Sin embargo, hay testigos que ya confirman ese detalle. En declaraciones a la cadena ABC, Briana Tyler, una empleada de la tienda, dijo que su supervisor entró en la sala de descanso de los empleados y abrió fuego contra ellos.

No dijo una palabra, no dijo nada, solo apareció y empezó a disparar. Era el supervisor sobre el que todo el mundo tenía, ya sabe, algo que decir”.

Briana Tyler, una empleada de la tienda.

Esta testigo, aseguró que el tirador no apuntaba a nadie en especial sino que disparaba al primero que tenía a la vista.

En cualquier caso Tyler señaló que “nada” apuntaba a que pudiera acabar cometiendo un crimen de este tipo.

(Le puede interesar: Cinco muertos en un tiroteo en un bar gay en EEUU)

La Policía fue alertada de los hechos a las 10:12 de la noche del martes, hora local, cuando el supermercado Walmart todavía se encontraba abierto.

La cadena de supermercados Walmart dijo que estaba “conmocionado por este trágico evento” y que estaba “trabajando en estrecha colaboración con las fuerzas del orden”.

Una cuarentena de vehículos de emergencias se desplazaron hasta el lugar, en el que también se desplegó un enorme operativo policial, que permanece en la tienda por la mañana.

El jefe de policía insistió en la rueda de prensa en que habrá que procesar todas las pruebas y hablar con los testigos antes de poder dar más detalles.

El suceso se produce apenas cuatro días después de que otras cinco personas fallecieran en un ataque contra un club LGBTI en Colorado, en el que también 25 personas resultaron heridas.

Biden considera que hay que adoptar más acciones para el control de armas

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, consideró este miércoles que se deben adoptar más acciones para el control de las armas de fuego en el país, después del tiroteo de anoche en un supermercado de Virginia.

Biden recordó que este año firmó “la reforma de armas más significativa en una generación, pero claramente no es suficiente”.

“Debemos adoptar más acciones”, remarcó el mandatario, quien recordó que mañana se celebra Acción de Gracias, la mayor festividad del año en EE. UU., pero que, debido a otro acto de violencia “horrible y sin sentido”, habrá sillas libres en más mesas en el país.

“También lloramos por todos aquellos en EE. UU. que han perdido a sus seres queridos en estos tiroteos trágicos ante los que debemos unirnos como nación”, indicó.

En junio pasado, el Congreso aprobó aumentar el control sobre las armas de fuego, tras un pacto de mínimos entre demócratas y republicanos, después de que en mayo 19 niños y 2 profesoras fallecieran en un tiroteo en una escuela de primaria en Uvalde, en Texas, y otras 10 murieran en un ataque con motivaciones racistas en Buffalo, en Nueva York.

La nueva ley, rubricada por Biden, incluye una revisión del proceso de compra de armas para los menores de 21 años y extiende a todo el país las llamadas normas de “alerta de peligro” (”Red Flag”), que permiten activar un procedimiento legal para confiscar las armas de fuego de quienes representen un peligro para terceros o para sí mismos.

  NOTICIAS RECOMENDADAS