Mundo


Terremoto, otro golpe para los afganos sumidos en la pobreza

El fuerte terremoto de esta semana que causó al menos 1.150 muertos afectó a uno de los rincones más desfavorecidos de un país que se ahoga en una creciente pobreza.

AP

25 de junio de 2022 08:23 AM

Nuevos suministros de ayuda llegaron a Afganistán tras el fuerte terremoto de esta semana que, según los medios de comunicación estatales, causó al menos 1.150 muertos. El sismo mortífero del miércoles afectó a uno de los rincones más desfavorecidos de un país que se ahoga en una creciente pobreza. Miles de personas quedaron lesionadas o sin hogar por el movimiento telúrico en el este de la nación asiática.

A pesar de que el sábado llegó más ayuda desde Pakistán y otros países, muchos residentes no tienen idea de cómo reconstruirán los miles de hogares destruidos en las aldeas que se extienden por las montañas antes de que llegue el duro invierno, a apenas unos meses más. Los grupos de ayuda distribuían alimentos, suministros médicos y otros artículos.

El sitio más golpeado fue una región de altas montañas donde las provincias de Paktika y Jost se encuentran con la frontera con Pakistán. Hay poca tierra fértil, por lo que los residentes se ganan lo que pueden mientras dependen en gran medida del dinero enviado por familiares que han emigrado a Pakistán, Irán o más allá en busca de trabajo.

Todas y cada una de las casi dos decenas de casas en un pueblo, Miradin, quedaron reducidas a escombros por el terremoto. Desde entonces, en las noches lluviosas, sus varios cientos de residentes han estado durmiendo en los bosques cercanos y aún no han recibido la ayuda que lentamente llegaba a las áreas afectadas por el movimiento telúrico.

Los residentes de Miradin le dijeron a The Associated Press que les preocupaba si podrían reconstruir antes de que llegara el invierno. El verano es corto en las montañas y las noches ya son frías.

Es un miedo que se siente en toda la región afectada por el terremoto, donde se cree que casi 3.000 casas han sido destruidas.

“Enfrentamos muchos problemas. Necesitamos todo tipo de apoyo y le pedimos a la comunidad internacional y a los afganos que puedan ayudar que vengan y nos ayuden”, manifestó el sobreviviente Dawlat Khan del distrito de Gayan, en la provincia de Paktika. Dijo que cinco miembros de su familia quedaron lesionados cuando su casa se colapsó.

Entre los fallecidos por el terremoto de magnitud 6 hay 121 niños y se prevé que esa cifra aumente, declaró el representante del UNICEF en Afganistán. Dijo que cerca de 70 niños resultaron heridos. Una réplica cobró cinco vidas más el viernes.

Un avión de las fuerzas armadas paquistaníes con suministros para los damnificados aterrizó el sábado en el aeropuerto de la ciudad de Jost, dijeron las autoridades. Mansur Ahmad Khan, embajador paquistaní en la capital afgana de Kabul, dijo que los suministros fueron entregados a funcionarios del Talibán. “Fue nuestro deber ayudar a nuestros hermanos afganos en este momento difícil”, dijo.

El vecino Pakistán fue acusado frecuentemente de albergar a los combatientes talibanes antes de que se hicieran del poder en Afganistán en agosto del año pasado luego de que Estados Unidos se retirara tras una guerra de 20 años. Desde que están en el gobierno, Islamabad ha presionado al mundo a que entre en contacto con el gobierno afgano, de corte religioso.

  NOTICIAS RECOMENDADAS