Mundo


Tormenta Delta alcanza fuerza de huracán; va a México

Delta tiene el potencial de azotar la península mexicana de Yucatán como un huracán de categoría 3 o mayor, para después avanzar hacia Estados Unidos.

AP

05 de octubre de 2020 10:30 PM

La tormenta tropical Delta adquirió el lunes fuerza de huracán sobre el mar Caribe, y tiene el potencial de azotar la península mexicana de Yucatán como un huracán de categoría 3 o mayor, para después avanzar hacia Estados Unidos.

Esa región del sureste de México sigue sufriendo las secuelas de la tormenta tropical Gamma, que golpeó sus populares destinos turísticos durante el fin de semana y obligó a más de 5.000 personas a evacuar sus hogares, sobre todo en el estado de Tabasco.

Gamma se degradó a depresión tropical el lunes luego de dejar siete muertos en el sureste de México. Seguía disipándose al norte de la Península de Yucatán.

Se había pronosticado que Delta azotara el occidente de Cuba, pero se desplazó hacia el oeste el lunes, colocándose en una trayectoria que la llevará sobre la punta noreste de Yucatán el miércoles por la mañana. Se movía hacia una zona con aguas muy cálidas y vientos de baja intensidad en las capas superiores de la atmósfera, lo que los meteorólogos del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC por sus siglas en inglés) consideraron “un entorno muy propicio para que se fortalezca”.

El NHC dijo el lunes por la tarde que se emitió una alerta de huracán para la provincia cubana de Pinar del Río, y para México, desde Tulum hasta Río Lagartos, incluida la isla de Cozumel.

Se tiene previsto que Delta pase al suroeste de las Islas Caimán el martes por la mañana, y se acerque al noreste de la Península de Yucatán por la tarde, tocando tierra firme allí el miércoles por la mañana.

El centro de huracanes dijo que se pronostica que Delta siga fortaleciéndose rápidamente durante los próximos días y adquiera fuerza de huracán de categoría 3 cuando se acerque a la Península de Yucatán. Se prevé que toque tierra firme en la costa estadounidense en el Golfo de México el viernes.

Delta tenía vientos máximos sostenidos de 130 kilómetros por hora (80 millas por hora) el lunes por la noche y se ubicaba a unos 295 kilómetros (180 millas) al sur-sureste de Gran Caimán. Se movía hacia el oeste-noroeste a casi 11 km/h (7 mph).

Se pronostica que Delta cause afectaciones en algunas partes del sureste de México, cuyas autoridades se preparaban para su paso la medianoche del martes o en las primeras horas del miércoles.

En una conferencia de prensa el lunes por la noche, Jorge Zavala, responsable del servicio meteorológico mexicano, enfatizó que el huracán “sí presenta un peligro importante para las zonas costeras” porque el nivel del mar puede subir dos o tres metros en zonas bajas de Quintana Roo, como la turística Cancún, o las islas de Holbox o Isla Mujeres, y en plena noche.

Por eso enfatizó la importancia de que las evacuaciones preventivas comiencen el martes por la mañana.

Delta afectará, además, zonas que ya fueron azotadas por la tormenta Gamma.

La agencia de Protección Civil de México dijo en un comunicado que cuatro de las muertes provocadas por Gamma, incluidas las de dos niños, ocurrieron en el estado de Chiapas, donde un deslave en una ladera montañosa enterró su casa. En su actualización del lunes por la noche, elevó a tres la cifra de fallecidos en el estado de Tabasco, producto de arrastres y ahogamiento.

Gamma se combinó con frentes fríos el fin de semana para causar lluvias extremas en algunas partes de la Península de Yucatán y Chiapas, afectando a más de medio millón de personas. El estado más golpeado fue Tabasco, donde más de 3.400 personas fueron llevadas a albergues.

El NHC dijo que Gamma se había convertido en depresión tropical con vientos máximos sostenidos de 55 km/h (35 mph). Se ubicaba el lunes a unos 190 kilómetros (115 millas) al este-noreste de Progreso, México. Se movía al suroeste a 7 km/h (5 mph).

Los meteorólogos pronosticaron hasta 20 centímetros (8 pulgadas) más de lluvia en los estados de Yucatán, Campeche y Tabasco, los cuales producirán inundaciones repentinas significativas.