Mundo


Una ley fija el 18 de octubre como fecha límite para elecciones en Bolivia

Las elecciones generales estaban previstas para el pasado 3 de marzo, pero se pospusieron por la pandemia de la COVID-19.

COLPRENSA

13 de agosto de 2020 02:56 PM

El Parlamento de Bolivia aprobó este jueves una ley que establece el 18 de octubre como fecha límite para las elecciones generales, que el Gobierno interino del país se comprometió a promulgar.

“Solo falta que la promulgue la presidenta, estamos seguros de que lo va a hacer”, declaró a los medios el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Choque, tras la aprobación final de la norma en esa instancia legislativa.

La ley pasó anoche el trámite inicial en la Cámara de Senadores, para continuar esta jornada en la de Diputados, que ahora puso el texto a consideración del Ejecutivo interino.

Las elecciones generales estaban previstas para el pasado 3 de marzo, pero se pospusieron por la pandemia de la COVID-19, primero al 6 de septiembre y ahora al 18 de octubre.

La fecha de octubre la fijó el órgano electoral, que es el que convoca elecciones en Bolivia, mientras que esta ley da un margen para adelantar los comicios tras once días continuados de protestas sociales por el aplazamiento de septiembre al siguiente mes.

PROMULGACION INMEDIATA

El texto legal establece que la cita electoral pueda celebrarse “hasta” esa última fecha, de forma “impostergable e inamovible”, e insta a la Fiscalía a iniciar procesos penales contra quien intente modificarla.

“No hay argumentos válidos para las protestas, pues habrá una fecha válida para las elecciones que ya fue definida por los órganos competentes”, dijo el ministro interino de la Presidencia, Yerko Núñez, en una rueda de prensa en La Paz tras saberse de la aprobación.

La ley emana de negociaciones del pasado sábado entre representantes de la Asamblea Legislativa o Parlamento y el Tribunal Supremo Electoral.

Al respecto, Núñez señaló que la presidenta interina del país, Jeanine Añez, “promulgará de inmediato la ley sobre las elecciones, que ha logrado una vez más la pacificación del país”.

Ejecutivo interino y Parlamento, con mayoría del Movimiento Al Socialismo (MAS) del expresidente boliviano Evo Morales, mantienen un pulso político que les ha llevado desde hace meses a rechazarse mutuamente iniciativas aprobadas por uno y otro.

LAS PROTESTAS SE MANTIENEN

A pesar de la aprobación, los bloqueos de carreteras y protestas en varias regiones de Bolivia se han mantenido, bajo el pedido ahora de la renuncia de la mandataria de transición.

“Bajemos la tensión, dejemos que nuevamente circulen las movilidades”, pidió el presidente de la Cámara de Diputados a los sectores que todavía mantienen sus reclamos.

Los bloqueos y protestas en Bolivia persisten por el llamado de la Central Obrera Boliviana (COB) y el denominado Pacto de Unidad, organizaciones populares afines al MAS, a movilizarse para exigir elecciones cuanto antes.

Las elecciones para elegir presidente, vicepresidente, diputados y senadores están pendientes desde la anulación de las celebradas en octubre pasado, en las que Evo Morales fue declarado vencedor entre denuncias de fraude a su favor, aún bajo investigación judicial.

El entonces mandatario anunció su renuncia denunciando que era forzado por un golpe de Estado en medio de presiones de militares y policías, entre otras, para privarlo de su cuarta victoria electoral consecutiva y sacarlo del poder tras casi catorce años al frente del país.