Mundo


Vacunar a Latinoamérica y el Caribe será “desafiante y costoso”

La OPS dice que tan solo inmunizar contra el coronavirus al 20 % de la población costará US$2.000 millones.

DEUTSCHE WELLE

18 de noviembre de 2020 09:17 PM

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) dijo el miércoles que vacunar a 20% de la población en Latinoamérica y el Caribe contra el nuevo coronavirus costará más de 2.000 millones de dólares.

“Sabemos que distribuir una vacuna será desafiante y costoso”, indicó Jarbas Barbosa, subdirector de la OPS, oficina regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS). “De hecho, las últimas proyecciones de la iniciativa COVAX para América Latina y el Caribe estiman que vacunar al 20% de la población costará más de 2.000 millones de dólares”, agregó.

“Y aunque esta cifra es alta, las vacunas son una inversión inteligente y necesaria”, añadió.

Barbosa celebró además las “buenas noticias” de los últimos días sobre el desarrollo de posibles vacunas contra el COVID-19, que ha provocado al menos 1,3 millones de muertos en el mundo que se detectó el virus a finales del año pasado.

“Esto es alentador y estamos ansiosos por revisar los datos que acompañan los estudios”, dijo Barbosa sobre las nuevas vacunas.

“Mucho por hacer”

“Sin embargo, debemos ser claros: solo una vacuna que haya demostrado ser segura y efectiva será aprobada por los reguladores, avalada por la OMS y, en última instancia, estará disponible a través de COVAX”, añadió.

“Aún queda mucho por hacer”, advirtió.

El Mecanismo de Acceso Mundial a las Vacunas contra el COVID-19, también llamado COVAX, fue creado para garantizar que las inmunizaciones lleguen de forma equitativa a todos los países.

Unos 180 países se han unido a COVAX Facility y tienen garantizadas dosis iniciales de la vacuna para cubrir al menos el 3 % de su población en las primeras fases, con el objetivo de llegar al 20 % suficiente para proteger a las personas con mayor riesgo.

Barbosa destacó el avance de la propagación del virus en el continente americano, que en la última semana reportó casi 1,5 millones de casos y 19.000 muertes, y alertó sobre el número récord de hospitalizaciones en Estados Unidos, el país del mundo más afectado por la pandemia.