Mundo


Vientos avivan incendios y Australia se prepara para lo peor

La primera ministra de Nueva Gales del Sur Gladys Berejiklian dijo que su estado enfrenta “otro día terrible” y llamó a la población de zonas amenazadas por el fuego a huir mientras puedan.

AP

03 de enero de 2020 09:13 PM

Dos personas murieron el sábado mientras Australia se preparaba para uno de sus peores días en la crisis de incendios forestales, debido a que se pronosticaba que los fuertes vientos y las altas temperaturas acercaran las llamas a zonas más pobladas, incluyendo los suburbios de Sydney.

La primera ministra de Nueva Gales del Sur Gladys Berejiklian dijo que su estado enfrenta “otro día terrible” y llamó a la población de zonas amenazadas por el fuego a huir mientras puedan.

“Me complace señalar que nunca habíamos estado tan preparados como lo estamos hoy para la arremetida que posiblemente enfrentemos”, dijo Berejiklian en conferencia de prensa el sábado. “Todas las carreteras principales siguen abiertas, pero no podemos garantizar que sea el caso en unas horas más. Así que aún hay oportunidad para que la gente salga”.

Se confirmó la muerte de dos personas en un incendio en la isla Canguro, con lo que el total nacional de decesos en el verano austral subió a 21.

El incendio pasó las líneas de contención el viernes y fue descrito como “prácticamente imparable” mientras destruía inmuebles y quemaba más de 14.000 hectáreas (35.000 acres) del Parque Nacional Flinders Chase.

El comisionado adjunto del Departamento Rural de Bomberos de Nueva Gales del Sur Rob Rogers advirtió que las llamas pueden moverse “aterradoramente rápido”. Las brasas movidas por el viento tienen el potencial de originar nuevos incendios o extender los existentes.

“Desafortunadamente es muy posible que perdamos viviendas, pero estaremos muy contentos y será un éxito si no perdemos vidas”, reconoció.

El comisionado del Departamento Rural de Bomberos Shane Fitzsimmons dijo que el incendio Green Wattle Creek, de 264.000 hectáreas (652.000 acres) que arde en un parque nacional al oeste de Sydney podría extenderse hacia los suburbios de la urbe.

“Existe la posibilidad de que el fuego se extienda por la presa (Warragamba) y hacia los suburbios del oeste de Sydney”, declaró. “Las llamas tienen el potencial de acercarse a zonas más pobladas por la tarde”.

Dijo que las cuadrillas han realizado una “extraordinaria labor” de provocar incendios controlados y utilizar aeronaves y maquinaria para intentar contener las llamas.

Fitzsimmons instó a residentes y turistas en el trayecto de los incendios a evacuar lo más pronto posible.