Enseñar respeto

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Comenzaré preguntando: ¿Qué pasa en nuestras instituciones escolares? ¿Por qué tanta violencia en las comunidades escola-res? ¿Por qué la violencia del contexto se ha trasladado a las instituciones escolares? Las respuestas son muchas, acordes a la percep-ción de quien las responda. Sin embargo, no se podría realizar un diagnóstico certero para contrarrestar la problemática, puesto que son innumerables las causas de este gran flagelo universal. La misma escuela, la familia, la sociedad y todos sus actores, el estado excluyente, los gobiernos corruptos, los medios masivos prostituidores de con-ciencia, las normas flexibles y condescen-dientes con los transgresores; en fin, todos tenemos responsabilidades y es hora de consensuar posibles alternativas desde cual-quier atalaya de donde se mire. Cada actor, cada individuo, indepen-dientemente de su ideología, debería dis-cernir soluciones que enmarquen la civili-dad e identidad cultural de nuestro país, de nuestra región y nuestra ciudad. Basta de pañitos de agua tibia a los problemas y centrémonos en erradicar esas conductas atentatorias de la convivencia pacífica. Aquí debemos aportar todos sin distin-go filosófico ni político. Creo que, más allá del diagnóstico, está la gestión de quienes dirigen los destinos de la gran mayoría, pues el monstruo se crece cada vez más, cuando vemos a nuestros imberbes joven-citos golpearse, herirse y matarse sin justifi-cación alguna. Propongo que desde las fa-milias comience a gestarse un compromiso de rebeldía contra aquellos niños y jóvenes indisciplinados e irrespetuosos, castigán-dolos con mano fuerte para demostrarle que la cultura del respeto a los mayores comienza por el respeto a los padres. Edinson Pedroza Doria CC. 8.754.497 Soledad

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Buzón

DE INTERÉS