Tragedia

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

"El sector de la construcción ha sido y es uno de los principales motores de la economía del país, por su estrecha vinculación con la creación de infraestructuras básica, de espacios artificiales para residencia, educación, salud, transporte, protección, fuente importante de inversión y de empleo. Agrega valor al mejoramiento de la calidad de vida del ser humano".

Los cartageneros vivimos una fatal tragedia, ocurrida en el sur de esta ciudad, en la mañana del jueves 27 de abril de 2017, cuando en un "espabilar se desplomo por completo un edificio, que se elevaba en la manzana 8 de la etapa 3 del barrio Blas de Lezo, llevando la semilla de la lúgubre desgracia, representada en la horrible muerte de 21 inermes personas, soportes económicos de igual número de desprotegidas familias.

Este lamentable suceso, junto con otros de frecuente ocurrencia, nos lleva a reflexionar, con respeto y sentido de fraternidad, que el sector de la construcción organizado podría analizar este percance, sin miramiento, con perspectiva de fomentar una racional cruzada que conduzca directamente a la rectificación y mejoramiento de actitud y conducta de intervinientes en este campo, así como al ajuste de reglas y procedimientos vigentes, que garantice parar y evitar frontalmente la ocurrencia, en ejercicio de la construcción, de situaciones dañinas para la ciudadanía, familia, sociedad y medio ambiente.

Seguro es que la causa de dicha tragedia tiene su nicho en la conducta del ser humano integralmente en el mismo participante. La vida le pone al ser humano pruebas, algunas tan duras que lo "coloca en situaciones que le parecen superar sus capacidades, a cuestionarse si tiene la fuerza y la voluntad necesaria para continuar, y al crucial punto de elegir en o dejarse vencer y sentir que ha fracasado o sobreponerse y salir fortalecido".

El ser humano debe tomar cada prueba que le presenta la vida, como una lección, una oportunidad para mejorar, fortalecer y cambiar de actitud para construir una renovada conducta; y entrar conscientemente en la virtud de la reflexión, desapego a la avaricia, apego a la Ley y reglamentos de control y calidad, y práctica de la generosidad social.

En este sentido, a los cartageneros nos toca acoger con entereza tan sombría tragedia, como una perfecta lección de vida. Igual, no es momento para emitir conceptos y comentarios sobre este triste episodio, basado en la sola percepción, ni para la lastimera postura de "rasgarse las vestidura, ni tampoco para la práctica de señalar maliciosamente culpables, todo lo cual ocasiona confusión, oculta la realidad y la verdad, facilita la dilución y evasión de responsabilidad.
 


Nombre:Agustín

Apellidos:Guerrero

Cédula:73.198.539 de Cartagena.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Buzón

DE INTERÉS