Cartagena la humana

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Cartagena necesita una renovación urbana y una innovación urbana para que sea transformada en una ciudad humana, que es la esencia del ser.

Los cartageneros somos ciudadanos con muchos valores, tenemos amor por la excelencia, pasión para liderar y mucha felicidad para interactuar y viendo esos grafitis en la renovación que se está viviendo en Getsemaní, mucha libertad creativa. Si nos propusiéramos a la iniciativa de los intercambios del conocimiento entre las ciudades que lo han sabido hacer, creceríamos porque unos sabemos de unas cosas y otros de otras.

Activemos, transformemos a partir de las acciones ciudadanas. Que se eduque al ciudadano para que sus espacios públicos sean creativos, agradables; que desde los barrios se vea y se destaque el desarrollo de la creatividad

Cada uno de nosotros debemos ser un “maestro” para la comunidad, diagnosticando sus habilidades, destrezas y sus capacidades. ¡Hagamos ciudad!, colaboremos con ese granito de arena que tú y yo podamos aportar.

Disminuir las desigualdades sociales es un deber de cada cartagenero, para generar un entorno seguro, limpio y saludable para sus ciudadanos, para los visitantes y sobre todo los que vivimos muy preocupados por hacer de Cartagena, la Cartagena de igualdades.

Se tiene que empezar con una planeación que proponga estrategia por el desarrollo humano, social, ambiental, económico y poder tener visualmente una ciudad agradable.

Que los dirigentes políticos, los gremios, las asociaciones, las JAC, JAL sepan y punteen al objetivo principal, poner fin a la pobreza en todas sus formas, dándoles servicios públicos de calidad. Podríamos garantizar a toda la población cartagenera que los niños tengan una educación básica; buscarles oportunidades de que aprendan una actividad, que sean los mejores en su vocación, que puedan acceder a una vivienda digna, con calles arborizadas, con excelente movilidad, que se reduzca la contaminación ambiental, lograr que las inundaciones y residuos en la calle se reduzcan, disminuir los ruidos que afectan al otro.

Las madres o mujeres cabeza de familia empoderarlas en una actividad que ellas puedan desarrollar para tener una mejor condición humana y la oportunidad como un día la tuve yo, de hacer empresa. Una emprendedora se comienza con ideas, que se materializan con esfuerzo y dedicación.

Enseñar el respeto por el otro.

Intercambiemos el conocimiento entre los que saben una cosa y los que saben otras. Solo falta una estrategia para el cambio del desarrollo humano, y es lo que nos debe importar; porque las zonas para un desarrollo económico y cultural allí están, y comenzar imaginándonos el futuro de grandes oportunidades, el resultado sería muy pronto.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Opinión

DE INTERÉS