comscore
Columna

Nuevas vías

Compartir en

Las personas que tienen la oportunidad de viajar al extranjero con frecuencia manifiestan su asombro por el constante crecimiento de las calles y vías de otras ciudades. Y es que, sin duda alguna, los caminos son arterias vitales que marcan el desarrollo en múltiples dimensiones. Esto es algo en lo que el subdesarrollo nos estampilla sustancialmente. En Cartagena no ampliamos una avenida ni hemos construido una nueva carretera en años. Pese a que el parque automotor no ha parado de crecer y el tráfico es cada día peor, las administraciones no han hecho un plan de progresión y se han limitado a poner “pico y placa” como única solución a los “trancones”. Paños de agua tibia en una herida que se crece...

Entiendo que el tema geográfico no facilita las cosas y la Guerra contra los huecos de Dumek ha sido un gran aliciente para todos, pero no sería imposible aprovechar la coyuntura del famoso malecón por la Santander y la Protección Costera para ampliar un par de carriles la entrada a Bocagrande. Tampoco sería imposible solucionar el tema del puente de Las Palmas ampliándolo y haciendo más fácil el acceso a la Isla de Manga. Este pequeño puente podría convertirse en una obra importante si se incluye el ingreso a la avenida del Lago. De paso arreglaríamos de forma definitiva lo que se planteó como un “mientras tanto” y ha dejado sin solución categórica esta entrada al barrio.

Al parecer, el alcalde tiene algunos planes alrededor del tema de movilidad por los lados de la Terminal de Transporte. Aplaudo esta iniciativa que, además de facilitar la vida de personas y transporte de bienes, permite el acceso a empleos, colegios y servicios básicos fomentando la integración social al conectar barrios y comunidades. El estado de las vías también influye en la eficiencia del transporte público y privado afectando directamente la economía y acortando los tiempos de viaje de los cartageneros. Las calles bien mantenidas contribuyen a la seguridad vial, reduciendo accidentes y congestionamiento. Pero hacer nuevas arterias apoyaría el desarrollo urbano y daría paso a nuevos espacios con ciclovías y aceras haciendo nuestra Cartagena más sostenible con un crecimiento ordenado e impactando en nuestro progreso.

Es sentir de muchos que el tema ha sido dejado a un lado por años sin darle la importancia que requiere mientras vemos la ciudad crecer en edificios de múltiples pisos y urbanizaciones gigantescas. No podemos negar que hemos sido negligentes en el manejo de la movilidad de quienes habitarán estas construcciones y deben desplazarse diariamente. No se trata de meter un Transcaribe por las mismas calles y permitir el mototaxismo si competimos por el mismo espacio de circulación. Se trata de buscar áreas que faciliten el movimiento del transporte público y privado de forma eficiente. Debemos trabajar con lo que tenemos y nos permita nuestra geografía buscando soluciones progresistas para salir del caos vehicular.

Únete a nuestro canal de WhatsApp
Reciba noticias de El Universal desde Google News