Columna


30 de noviembre, día mundial de los trastornos de conducta alimentaria

Estela Luz Pretelt

30 de noviembre de 2021 12:00 AM

La anorexia, bulimia son enfermedades mentales, formas lentas de suicidio. No son mitos, ni moda. Es un grave problema de salud pública que por descuido del Estado y desconocimiento en el sistema tradicional de salud, las víctimas se ven sumergidas en tratamientos obsoletos los cuales se convierten en otro círculo vicioso, deteriorando la calidad de vida a las víctimas; es ocho veces más frecuente en las mujeres que en los hombres, aunque a los hombres también se les puede detonar.

Se detonan por violencia en sus múltiples manifestaciones, tiene un componente genético donde el contexto es quien determina si se prolifera. No respeta estrato, raza, género, credos ni edad; el 80% de los casos oscila desde los 12 años hasta los 24. Hemos podido encontrar en Colombia casos de niñas de 3, 4, 6 y 9 años con anorexia.

Hoy, 30 de noviembre, conmemoramos el día mundial de los Trastornos de Conducta Alimentaria (TCA). Me pregunto, ¿hasta cuándo la negligencia del Estado?

Fui víctima en mi adolescencia en el Caribe colombiano llegando a pesar 28 kilos a mis 15 años, atravesando el túnel de la muerte. Son 10 años liderando esta causa en Colombia desde la única Fundación colombiana de anorexia y bulimia de la cual soy directora y creadora. Al recorrer las distintas regiones de Colombia, observo que el Gobierno necesita incluirlo en su agenda para realizar campañas de prevención, promoción y sensibilización como se ha hecho con el cáncer de mama, tabaquismo, etc.

En el 2010 la OMS emitió un comunicado que si no se tomaban las medidas preventivas adecuadas, en el 2020 el 25% de las muertes serían por trastornos de conducta alimentaria y violencia intrafamiliar, luego de la pandemia se ha multiplicado.

En enero del 2013, Colombia tiene ley 1616 de salud mental o ley esperanza, nueve años después ha sido prácticamente letra muerta.

Como coautora de ese proyecto, autora del libro Yo también sufrí de anorexia, estudiosa de estas dos patologías por más de 20 años, solicité al Ministerio de Salud que anorexia y bulimia sean tenidas en cuenta en Colombia desde los distintos entes territoriales. Estas patologías hacen parte del área de las adicciones, adicción a comer en caso de la bulimia, y adicción a no comer hasta el punto de llegar a sentir placer por esta inanición, en el caso de la anorexia.

Está el Proyecto de ley No. 397 de 2020, para la creación de la Dirección nacional de salud mental, para hacerle seguimiento a la ley 1616, y así se cristalicen los objetivos, pues la salud mental es un derecho fundamental. Compete a todos.

Sin salud mental no hay paz, se destruyen las relaciones, las familias, la sociedad y por ende una nación.

TEMAS

  NOTICIAS RECOMENDADAS