A tomar correctivos

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El mundo contemporáneo, sin duda, ha cambiado. La pandemia coronavirus (COVID-19), no ha respetado barreras, condición social, religiosa, raza, color político, golpeando no solo a la salud pública, sino también a la economía mundial.

Es muy preocupante la caída vertiginosa del precio del barril de petróleo, subida histórica del precio del dólar, depreciación del peso, las consecuencias negativas para muchas empresas, aumento sin control de autoridades en insumos médicos y las verduras.

En toda crisis debemos aplicar la matriz DOFA, todos unidos incondicionalmente, convirtamos las amenazas y debilidades en fortalezas y oportunidades, de manera especial la educación y salud pública, son como derecho fundamental una ilusión.

Esta pandemia sin necesidad de denuncias, ha puesto en evidencia el atraso de la educación pública, no han podido asumir la alternativa de clases virtuales, por no contar con la mínima infraestructura técnica y tecnológica para educación virtual.

Se ha demandado y exigido públicamente a las autoridades de la salud, Gobierno nacional, ARL, que asuman su responsabilidad de suministrar a la fuerza pública, vigilantes, aseadoras, dotación especial para prevenir el contagio del coronavirus.

En la red hospitalaria del Estado hay unos morideros en materia de infraestructura, insumos, equipos, atención de tercer y cuarto nivel, caso de la subutilización de la ESE Hospital Universitario del Caribe, que de los 10 pisos, solamente utilizan 6. A los trabajadores de la salud se les sobreexplota laboralmente sin que las autoridades se inmuten, adeudándoles 3 y 4 salarios, prestaciones sociales, ojalá la promesa 6 billones que anunció el presidente Iván Duque al sector salud, no sea otro falso positivo.

Llegó la hora de que los empresarios del sector portuario, las grandes industrias, Mamonal, Bosque y Ternera apliquen la ley compensación para resolver la demanda de ayuda humanitaria a las poblaciones vulnerables para resolver su NBI.

Hay pánico por la forma como se manejan los protocolos y mecanismos cuando se sospecha de persona contagiada, los trámites del examen especializado se convierten en paseo de la muerte con el riesgo de contaminar a todo su entorno.

Hoy tenemos una fuerza pública, taxistas, vigilantes, aseadoras, trabajadores, nóminas de empresas, transporte público, almacenes de cadena, que no tienen unas mínimas condiciones de protección eficaz para el desarrollo de sus laborales.

Seguiremos apoyando las acciones y gestiones que han sido eficaces en otros países contra el coronavirus, el aislamiento en casa, detección, atención y tratamiento oportuno sin tanta tramitología, para frenar y erradicar esta pandemia.

*CUT BOLÍVAR.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS