A trabajar unidos

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Durante mi secuestro aprendí que la vida cambia en un instante y que hay que adaptarse a las nuevas realidades para sobrevivir y salir adelante. Entonces, ¿qué debemos hacer?

Lo esencial es el bienestar de los cartageneros. El potencial de Cartagena es inmenso. Lo podemos desarrollar a través de un liderazgo colectivo, unidos. La lucha contra la corrupción tiene que ser el primer propósito común. Esta lucha no es patrimonio de una persona, de un partido político o de una porción de la sociedad. Es el primer elemento del nuevo actuar social y político de Cartagena.

Tenemos otros tres retos inmediatos: la lucha contra el hambre, la atención a la salud y la reactivación económica. Para la lucha contra el hambre debemos identificar con total equidad las necesidades de la población vulnerable, revisando y coordinando las ayudas de los gobiernos nacional y departamental para ser complementarios en esa ayuda, darle prioridad a los desatendidos y evaluar los recursos y las fuentes distritales para esta atención.

Para la atención en salud: supervisar las acciones de las autoridades de salud, para colaborar en la atención de las necesidades a suplir, tanto en la red pública como en la red privada. Mejorar la capacidad de atención en los hospitales. Que se hagan las pruebas para detectar a los infectados, remitirlos a los puntos de atención, según sea la gravedad del contagio, aportar las medicinas necesarias, apoyar a sus familias. Se deben aislar, en lugares especiales a las personas contagiadas, para que efectivamente se cumplan los protocolos más exigentes, porque en muchos hogares no es posible un aislamiento efectivo. También entregar mascarillas, por parte del distrito, para los barrios de menores recursos. Organizar y capacitar al cuerpo médico, con las mejores prácticas para combatir la infección del COVID-19 y dotarlo de los elementos necesarios para la protección de su salud.

Simultáneamente debe prepararse el plan de salud de Cartagena a largo plazo, que tiene que incluir la terminación de todos los centros de salud que existen y que se quedaron a medio camino, o que no cuentan con la dotación adecuada y se debe desarrollar un sistema de medicina preventiva para la atención adecuada del 100% de los residentes en la ciudad.

Tampoco da espera fortalecer el sistema de Gestión del Riesgo, para contar con una entidad adecuada para atender esta emergencia y las que puedan presentarse, no solo en materia de pandemias, sino frente a todas las calamidades que se puedan dar en la ciudad debido a fenómenos naturales y a nuestra exposición al cambio climático, con un mapa actualizado y georreferenciado de los barrios y las necesidades de las familias y contar con la capacidad para llegar a todos los hogares con las ayudas necesarias.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS