Aeropuertos

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

En muy corto plazo el aeropuerto Rafael Núñez ha superando desafíos de su concesión, reportando un movimiento de 3,3 millones de pasajeros al mes de julio de este año, y consolidándose como el tercer aeropuerto del país después de Bogotá y Medellín en el transporte de pasajeros.

Cada vez más, el aeropuerto se conecta con la realidad de la ciudad y se enfoca en su vocación turística. Historia que demuestra el éxito de un trabajo mancomunado entre el sector privado y el sector público que deberíamos repetir en otros sectores.

Hoy se plantea la construcción de un nuevo aeropuerto en la zona norte, oportunidad de la región para pensar y definir la vocación de nuestro terminal y de nuestro desarrollo como ciudad. Más que una infraestructura para que despeguen y aterricen aviones, un aeropuerto bien pensado y articulado con la ciudad, garantiza elementos de competitividad y oportunidades de desarrollo. La clave es conectar su estrategia de crecimiento con la realidad de Cartagena.

Sin embargo, no podemos negar que la operación del actual aeropuerto es impecable, fácil de abordar y desabordar, eficiente en el ticketing, en la entrega de equipaje y las nuevas obras de arquitectura le dieron un aire de aeropuerto moderno y eficaz. Sus parqueaderos son cómodos y su cercanía con el Centro Histórico, la zona Norte y hasta Bocagrande es un deleite para los turistas, para quienes deben viajar con fines laborales o visitan Bogotá por un solo día.

Al aeropuerto Rafael Núñez le faltan los gusanos para no padecer, a veces, la inclemencia de habitar en el Caribe y la lluvia. También adolece de infraestructura amigable para discapacitados que permita acceder cómodamente al avión sin depender de los funcionarios siempre dispuestos que tienen las aerolíneas para este fin. La experiencia de los actuales concesionados es clave para el nuevo paso que pronto hay que dar y las sinergias hay que aprovecharlas.

Estamos ante la decisión no solo de si vale la pena mover o no el aeropuerto y cuándo. Estamos ante la urgencia de definir la vocación real de nuestro aeropuerto a largo plazo. De las rentas que le debe generar a la ciudad, a la nación y al concesionario. Montar un andamiaje que habilite la posibilidad de un mejor desarrollo para Bolívar. La invitación es a que hagamos parte como fuerzas vivas para elevar la calidad de la discusión y pensemos estratégicamente. Lo que tenemos es realmente bueno, pero lo que debemos tener debe ser aún mejor.

El turismo se define como un factor económico importante para la ciudad y los pasajeros quieren comodidad. Cada día son más las aerolíneas que quieren aterrizar en Cartagena donde traerían aviones llenos de personas dispuestas a gastar en nuestros restaurantes, hoteles y lugares turísticos. Seguimos siendo “la Joya de la corona” turísticamente hablando y el aeropuerto es la primera imagen.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS