Columna


Amando venceremos

GIL ALBERTO FALCÓN PRASCA

28 de enero de 2022 12:00 AM

A solo 10 kilómetros de Cartagena, está Turbaco, con un gobierno cero corrupciones de un exguerrillero cantautor, cuyo eslogan es amando venceremos y alzado en canto con la economía de Jesucristo.

Sin violencia, con tolerancia, amor sin interés, sin hacer uso de epítetos desobligantes, con el fuego amigo y los enemigos de su gobierno para el pueblo, sigue empeñado en sacar adelante sus compromisos de campaña, con mucha fe.

La administración pasada ni siquiera dejó muebles para los empleados, se fueron con sus escritorios, sillas y otros muebles, tener los 15 concejales en contra y el personero es otra desafortunada realidad.

Le ha tocado enfrentar la crisis de salud pública, económica, social heredada, la pandemia del COVID-19, con toda la desestabilización causada en lo económico, social por la extrema pobreza y miseria de anteriores gobiernos sin Dios ni ley.

Las consecuencias de hacer vías sin construir las tuberías de alcantarillado, estrategia para el negocio de los financistas de campañas y los que ven en el erario un medio fácil para el enriquecimiento ilícito.

Turbaco fue sancionado, tenía 12 mil millones de pesos en regalías, por irregularidades en construcción de unas canchas, no podían hacer uso de ellas, inexplicablemente sacaron 9 mil millones dejándole el problema al municipio.

Dejaron sancionado el hospital, porque la administración pasada no presentó el plan de saneamiento, no pueden utilizar los recursos del Minsalud, deudas por no pago de hasta más de 8 meses a empleados y contratista.

Se heredó una exorbitante cantidad de cuentas por pagar de manera maquiavélica, por la suma superior a los $2.000.000.000, dispusieron únicamente recursos por valor de $180 millones.

Una sentencia judicial por una acción popular para la pavimentación de los barrios Villa Sol y Villa Andrea, la obra total cuesta $3.032.957.936,80 y solo dejaron $400.000.000, la cual es obligatorio cumplir so pena de sanción por desacato.

Por la calidad de este gobierno, el señor alcalde ha gestionado recursos con empresarios, logrando la donación del tanque para acueducto en Cañaveral, dotación de agua a sectores vulnerables, juguetes y kits escolares.

Se está resolviendo el problema del agua, salud, educación, se gestiona con el Gobierno nacional, departamental, cooperación internacional, para un megacolegio, ciclorruta, laboratorio de salud, BEPS, trabajar con las comunidades.

El llamado es a rodear a los alcaldes que no cohonestan con la corrupción, la malversación del erario y nos demos a la tarea de exigirles a los concejales, personeros, trabajar en equipo para acabar 50 años de atraso y exclusión.

*CUT Bolívar.

TEMAS

  NOTICIAS RECOMENDADAS