Columna


Apoyo fiscal a la salud

FERNANDO NIÑO MENDOZA

FERNANDO NIÑO MENDOZA

07 de mayo de 2020 12:00 AM

El COVID-19 obligó a los países a cuestionar sus sistemas de salud y capacidad de respuesta ante una pandemia.

En este examen, los países latinoamericanos estamos muy por debajo frente a los más desarrollados.

Mientras luchamos por conseguir una vacuna, se han concentrado esfuerzos para adecuar la red hospitalaria, invirtiendo en nuevas camas en UCI, ventiladores, entre otros.

Con ello, pretendemos avanzar a nuevas etapas de salidas controladas, buscando un sistema que nos brinde la atención necesaria, hasta que se encuentre una cura definitiva.

El Concejo Distrital ha propuesto en mesas de trabajo lo siguiente:

1) Poner al día las cuentas con los prestadores a nivel territorial.

2) Liberar los recursos embargados, que ascienden a $85.996 millones, correspondientes a obligaciones desde el año 2016 con los prestadores, entre ellos el HUC, Maternidad Rafael Calvo.

3) Buscar la sostenibilidad financiera en el servicio de salud.

4) Aprovechar la ayuda del Gobierno nacional a través de la Ley 1955 de 2019 (PND 2018-2022 “Pacto por Colombia, Pacto por la Equidad”), en la cual se define la denominada ley de punto final, que consiste en financiar parte de los pasivos de los entes territoriales con el sector salud, previo cumplimiento de un indicador de esfuerzo fiscal.

Lo anterior, teniendo en cuenta entre otros aspectos, que el Dadis, refleja un déficit de $1.284.963.956 y una deuda por concepto de prestación de servicios PPNA y migrantes por $88,7 mil millones. Esta situación amerita ser incluida en el PSF, por el orden de los $22 mil millones de pesos anuales. Para ser cancelada en los próximos 3 años.

Por otro lado, el Dadis adeuda por concepto de servicios y tecnologías en salud no financiadas, con cargo a la UPC (no pos), la suma de $182.436.375.504, los cuales podrían ser cofinanciados. Para ello, se hace necesario cumplir con el indicador de esfuerzo fiscal, aportando la suma $28 mil millones con lo que obtendríamos de la Nación una cofinanciación por la suma de $154.436.375.505.

Un requisito indispensable es aplicar un proceso exhaustivo de depuración de las cuentas antes señaladas y logremos su disminución, luego hacer un esfuerzo financiero territorial, para dejar un programa de pago serio con los acreedores.

Todo ello, con el fin de invertir en la adecuación de los puestos de salud y hospitales, campañas de autocuidado y mucha cultura ciudadana que nos permitan superar esta pandemia, apuntando a brindar un servicio eficiente y con calidad para todos los cartageneros.

*Concejal de Cartagena.

TEMAS