Columna


Astrología y salud

Christian Ayola

07 de julio de 2022 12:00 AM

La astrología es una pseudociencia basada en un conjunto de creencias, cuyo fin es interpretar las constelaciones y los eventos celestes, para predecir sucesos terrenales. Además de la astrología occidental, las orientales hoy son populares en Europa y América. Se ha demostrado que todas ellas carecen de validez científica. Cuando llega un nuevo año, o un nuevo gobierno, astrólogos famosos comienzan a lanzar predicciones, la mayoría no se cumplen, pero son tantas que, por regla matemática alguna acierta y se convierte en profecía cumplida.

Recientemente un astrólogo reconocido en los medios lanzó una que puede ser acertada. Dice el adivino que a Gustavo Petro le irá bien en su gobierno, pero no en el sector de la salud. “La luna negra en la casa 6, que es la de la salud”, indicaría un mal presagio para el sector. Y es que la Ley 100, con miles de decretos reglamentarios, con defectos y correcciones en su implementación, a pesar de manipulaciones políticas, y de algunas prácticas corruptas, constituyó un avance en la cobertura al expandir lo científico y tecnológico a sectores donde jamás hubiese llegado. Las EPS, ahora EAPB (Entidades Administradoras de Planes de Beneficio), administran recursos, unos estatales y otros privados, y junto a los planes complementarios (inversión privada) fortalecieron el sector, permitiendo su crecimiento, y contribuyen a la contención del gasto.

Las nuevas tecnologías, consecuencia de avances en investigación; resulta costosa una población que envejece hoy con mayor expectativa de vida, entra en una franja que aumenta el gasto, la atención en el segundo y tercer nivel desborda la capacidad financiera del sector, la salud preventiva que es lo deseable, pasa por una educación que en cualquier población tardará años para lograr un cambio de hábitos, sobre todo los alimenticios, que se perciben en nuestra cultura popular como “pasar hambre”, es una tarea que necesariamente debe realizarse, pero con una meta a largo plazo.

Más que conocimientos científicos o técnicos o atender vaticinios truculentos, con humildad recurro a la sabiduría popular. De acuerdo con la más reciente encuesta Polimétrica, de Cifras y Conceptos, los colombianos siguen dándole un respaldo al sistema de aseguramiento de salud del país. De allí que el 79 por ciento de los consultados rechace la idea de eliminar las EPS, y el 85 por ciento señaló que las prefiere como puerta de entrada para acceder a estos servicios.

Suprimir las EPS, en mi concepto como actor en la transición de los dos modelos, especialista en Gerencia en Salud, en Alta Gerencia para Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud (IPS), exdirector de hospitales públicos, exdirector del Dadis, fundador de una clínica que lleva 21 años prestando servicios de calidad, sería un craso error, que le dará crédito al astrólogo.

*Psiquiatra.

TEMAS

  NOTICIAS RECOMENDADAS