Columna


Beneficios del pacto global de alcaldes por el clima

JAVIER MOUTHON BELLO

14 de enero de 2022 12:00 AM

En 2020 el alcalde de Cartagena firmó el Pacto Global de Alcaldes por el Clima y la Energía, visionando un compromiso conjunto de largo plazo para la adaptación y mitigación del cambio climático, trabajando por lograr un futuro resiliente y la disminución de emisiones de gases de efecto invernadero-GEI , con esto, le generó a la ciudad la obligación de reportar en la Plataforma Unificada de CDP-ICLEI, sus datos, estudios, responsabilidades y acciones frente a la acción climática, junto con otras 800 ciudades a nivel mundial.

Hemos recibido los resultados de la evaluación por parte del equipo de CDP-ICLEI, y Cartagena obtuvo una calificación de A-, siendo A la máxima calificación y D la menor, ubicándonos a nivel regional-Latinoamérica, en el top 20 de las ciudades con mejor valoración y, a nivel mundial en el top 200. Este puntaje fue recibido con beneplácito por el EPA Cartagena y la Alcaldía, debido a la dedicación y esfuerzo permanente plasmados en la información climática de la ciudad, planes y estudios, identificación de las amenazas y vulnerabilidades al cambio climático, inventario de emisiones de GEI, así como proyectos de acción climática de Cartagena con su respectivo estado de ejecución e información relevante.

Muchos se estarán cuestionando ¿cómo es posible que Cartagena haya obtenido una calificación tan alta en el reporte, dada la alta vulnerabilidad que tenemos al cambio climático, con unos proyectos de ciudad que no se han podido materializar después de tanto soñarlos, planificarlos y hasta exigirlos a nuestros gobernantes?

Cuando mostramos los avances del Plan Integral de Gestión de Cambio Climático (PIGCC-4C) la actualización del Plan Cartagena Competitiva y Compatible con el Clima (4C) que presentaremos a mediados de 2022, contextualizamos sobre lo que hemos denominado la “génesis” del 4C, es que desde 2009 la ciudad viene conversando sobre adaptarse al cambio climático. Tenemos un plan de cambio climático pionero en el país en 2014, que hoy en día, se actualiza en el marco de la normativa actual, con las metas que Colombia ha acordado con la comunidad internacional en materia de mitigación y adaptación. Nuestro verdadero reto es convertir los objetivos en una realidad, a través de la ejecución de los programas y proyectos que son prioritarios para aumentar nuestra capacidad adaptativa a los embates que el clima cambiante trae consigo, que cada vez son mayores. Alineando nuestros modelos de gobernanza y ocupación territorial al PIGCC-4C podremos lograrlo. Reconforta saber, que con tener esa visión definida, tenemos una ventaja frente a lo que en otras ciudades se viene gestionando.

*Director General Establecimiento

Público Ambiental, EPA Cartagena.

TEMAS

  NOTICIAS RECOMENDADAS