Columna


Bomberos de Cartagena

ANTONIO PRETELT EMILIANI

17 de octubre de 2020 12:00 AM

El cuerpo de bomberos de Cartagena es una de las instituciones más importantes para la seguridad de la ciudad, y sin embargo es poco conocida su estructura operativa y mucho menos sus necesidades para atender la ciudad de hoy, de gran extensión y más de un millón de habitantes.

Hay solamente tres estaciones de bomberos: Bocagrande, Martínez Martelo y Santa Lucía.

Cuenta con 90 bomberos, con muchos años de servicio y varios de ellos ya próximos a la edad de pensión y retiro de su actividad, que necesariamente tienen que ser remplazados.

El comandante de los bomberos es el señor Joel Barrios Zúñiga, oficial muy bien preparado y conocedor de las necesidades y con un deseo muy grande de servirle a la ciudad.

Hace unos días tuvimos la oportunidad de conversar con él en la tertulia que estableció hace muchos años nuestro querido José Henrique Rizo Pombo, la cual ha seguido muy pendiente de los temas de la ciudad.

Un dato muy importante es que el tiempo de reacción ante un llamado de emergencia no debe ser mayor de siete minutos, y en las circunstancias actuales hay zonas a las cuales no es posible llegar en ese tiempo, por las distancias.

Mencionó varias zonas hoy en riesgo, como La zona industrial de Mamonal, la zona norte de la ciudad, el sector de la ciudadela Bicentenario y barrios aledaños, los escenarios deportivos, la bahía y los corregimientos cercanos.

También señaló que para atender adecuadamente la operación actual y futuras estaciones se requiere de una planta de personal calificada de 300 bomberos.

Para su sostenimiento económico cuentan con una sobretasa al impuesto de industria y comercio, que no es suficiente para las necesidades.

Ante esta situación, surgió una idea en la tertulia para dar a conocer a los principales actores de las zonas de alto riesgo el plan de expansión de los bomberos, para conseguir donación de terrenos para las nuevas estaciones, y apoyos económicos adicionales. También dar a conocer al Sena la necesidad de capacitar los futuros bomberos, para que organice los programas de formación adecuados.

En resumen, el cuerpo de bomberos es una institución que requiere todo el apoyo de la ciudad, y en esa dirección la tertulia José Henrique Rizo Pombo acordó adoptar un plan padrino con todos sus miembros para acompañarlos en su modernización.

Invito a todos los residentes de Cartagena a sumarse a esta tarea cívica, por el bien de toda la ciudad.

TEMAS