“Bueno para poca gente”

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Cartagena fue conquistada, nunca fundada por Heredia, quien tomó y “sentó sus reales” en un poblado aborigen que se llamaba Karmairi. Durante varios años los bohíos indígenas sirvieron de morada a los europeos mientras que los pozos de agua refrescaron sus cuerpos y saciaron su sed. El poblado había sido erguido en tiempos inmemoriales y, a pesar de no ser uno de los más importantes de la región, sí era muy apropiado para los invasores porque su condición de isla les brindaba seguridad. El desnarigado madrileño penetró en la bahía el 14 de enero de 1533, al día siguiente desembarcó junto con quince hombres en lo que hoy es Bocagrande. Tras algunas escaramuzas con los indígenas capturaron a uno de ellos, quien los condujo a un pueblo cercano que encontraron vacío. Esa fue la primera vez que los españoles pusieron pie en la futura “Reina de los Mares”. Cinco días más tarde, el 20 de enero -día de San Sebastián- desembarcaron y se cobijaron en el poblado. La intención del gobernador no era quedarse allí definitivamente, apenas lo consideraba “bueno para poca gente”. Anduvo varios meses por los alrededores en procura de un mejor lugar para levantar su ciudad. Inspeccionó la zona de Galerazamba, que no le pareció apropiada porque su puerto era poco profundo. Regresó a Karmairi y en un día no especificado bautizó el lugar con el nombre de “San Sebastián de Calamar”. No existe un documento que lo certifique pero se sabe que el 1 de junio nombró alcaldes y regidores. Apoyados en este dato la Academia de la Historia local propuso conmemorar la fundación española de la Heroica el 1 de junio. Hasta entonces se aceptaba el 20 de enero, inclusive la misma Academia lo había ratificado desde 1932. Pretender que Cartagena fue fundada es desconocer la historia forjada por los pobladores primitivos. Esto no le resta importancia a los europeos que impulsaron su rápido desarrollo, tanto que a los diez años de conquistada ya era codiciada por piratas y padeció el asalto del noble francés Jean François de la Rocque. El mismo Pedro Heredia lo confirma cuando le pone el nombre de “San Sebastián”, por el día del santo y “de Calamar”, como conocían los españoles al poblado. Este argumento es contundente para reconocer el 20 de enero como el día de la conquista de Karamari puesto que en esa época se relacionaba el santoral católico con acontecimientos de relevancia. Poco importa si al principio Heredia pensaba que se trataba de una ocupación provisional porque la suerte de Karmairi cambió para siempre desde que se asentaron los peninsulares. El destino de la ciudad estaba marcado, con los años tomaría el nombre de su bahía. San Sebastián de Calamar quedaría atrás para convertirse, sin haber sido nunca bautizada con ese nombre, en Cartagena de Indias, otrora “Reina de los Mares”.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS