Columna


Capital humano

LIDIA CORCIONE CRESCINI

24 de mayo de 2022 12:00 AM

Es un término usado en ciertas teorías económicas del crecimiento para designar a un hipotético factor de producción dependiente del grado de formación y de la productividad de las personas involucradas en un proceso productivo. El recurso humano juega un papel fundamental en el crecimiento de un proyecto, una visión, una experiencia, un aula, una organización. Es reconocer siempre, el papel clave que juega una persona en la realización de algo para alcanzar el éxito o un resultado eficaz y dentro de ese aspecto es importante resaltar la calidad de una ciudadanía global y una responsabilidad colectiva, estas dos unidas son combinaciones para entender el concepto de ciudadanía en la teoría de política verde. En la medida en que se invierta en este capital humano, donde cada persona se reconozca como pieza importante y valiosa para sí misma, entonces sí y solo sí, será capaz de reconocer su entorno y saber que es parte esencial del mismo y se hará responsable con su ambiente. Tuve la oportunidad de asistir al Liceo de Bolívar en Daniel Lemaitre invitada a la muestra de Ecoemprendimiento con el lema “Hasta los objetos tienen derecho a una segunda oportunidad: ¡Todo puede tener otra vida!” y a realizar un taller de Ecología cívica con estudiantes de varios niveles para fortalecer la cultura ambiental y resaltar la importancia de nuestra casa en común. Al llegar a las instalaciones quedé impactada, no podía creer lo que mis ojos estaban mirando, en los patios de la IE, los árboles gigantes más hermosos, reverdecidos y florecidos que dentro de las moles de concreto asfixiantes en esta ciudad no había visto hacía mucho rato y mi sentir al igual que mi corazón brincaba compartiendo el verde y la esperanza de saber que dentro de lo urbano existe la posibilidad de cobijar nuestro progreso bajo la sombra de lo frondoso y lo maravilloso de la natura que se impone y nos llama a que la cuidemos con amor. La infraestructura de la IE Liceo de Bolívar es preciosa, antigua, con una agravante que opacó mi emoción primera, tiene algunos sitios que ponen en riesgo a cualquier habitante que se desplace dentro de la locación. También he visitado otras IE como Nuestra Sra. del Carmen, que hoy requieren intervención por parte de la administración. Un ambiente sano me da la posibilidad de desarrollarme mejor, puesto que permite gozar de todos los beneficios necesarios para crecer y educarse dentro de las mínimas condiciones eficaces para transformarse como persona y ser útil a sí mismo para prestar más adelante servicios en beneficio de los demás dentro de una sociedad que día a día exige más atención y respeto hacia la integridad de cada individuo. Sería hermoso escuchar el trino del sí que avale las mejoras de todas las IE que necesitan con urgencia las reparaciones. Urge.

*Escritora.

TEMAS

  NOTICIAS RECOMENDADAS