Cartagena cambiará

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Hay gran entusiasmo entre los líderes cartageneros para la próxima contienda electoral hacia la Alcaldía. En las reuniones se ve el fervor por cambiar el curso de las cosas y todos están de acuerdo en hacerlo: gremios, academia, sociedad civil.

Están prácticamente todos y con excepción algunos participantes de la clase política, la cual con mucha razón tienen resistencia entre estos. Pero son ellos los que tienen los votos, montados sobre verdaderas máquinas electorales para elegir a quien se propongan, donde corren caudales de plata.

Por eso en las reuniones deben estar y hacen mucha falta los representantes de los líderes barriales, los representantes de las juntas de acción comunal que son los verdaderos “dueños” de los votos. Allí en un trabajo conjunto con esos líderes es donde se empezará a surtir el cambio para que el que llegue se comprometa hacer las inversiones que los sectores populares necesitan, previo a una gran visión de ciudad que para mí consideración está en la industria turística.

Cartagena se podría convertir en un gran destino que pueda recibir 10 millones de turistas al año. De hecho en el rubro de ingresos de libre destinación (que es con lo que realmente contamos, porque el otro es de destinación específica) el impuesto que más crece es el de comercio, muchísimo más que el catastral (que entre otras cosa sube muy poco habiendo cada día más predios, por lo cual merece una revisión porque no se actualiza hace 12 años).

De allí la diferencia con Barranquilla que lo actualiza cada año, mejorando los recaudos.

Pero quien llegue a ser elegido, deberá hacer una revisión del asunto catastral, haciendo una gran reforma para que el catastro deje de ser manejado por el Agustín Codazzi (así lo hizo Barranquilla) y se cree un Departamento de Catastro para no solo actualizarlo anualmente, sino dinamizarlo y tener más autonomía. Es lo que los ingenieros catastrales llaman “Conservación Dinámica” (entre más predios, más recursos).

En estas reuniones son clave los portuarios, para hacer una revisión y lograr mejorar lo que se llama “contraprestación portuaria”. El puerto solo tributa un 20 % de sus ingresos, el restante 80 % se va a la bolsa central dejándonos a nosotros el impacto ambiental y llevándose ellos todo el recaudo. Eso habrá que revisarlo para que los ingresos de libre destinación aumenten. Como también revisar con los constructores, la tasa de delineación, que en vez de aumentar, disminuye. No se puede creer habiendo tantas nuevas construcciones.

Y lo que es tal vez más importante, un departamento fuerte de fiscalización del gasto, ya que hay muchas venas abiertas por donde la corrupción hace de la suyas. También mejorar la calidad del gasto para que realmente lo invertido impacte la urbe. Que se vea lo que se invierte.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS