Cartagena en cuidados intensivos

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

En muchos lugares de Colombia la injusticia social y la pandemia están destrozando a sus habitantes. Cartagena no es la excepción, ello, producto de las históricas y actuales acciones y omisiones estatales, gigantesca inequidad, descomunal corrupción, incredulidad e indisciplina social, que han creado un penoso, dramático y trágico horizonte, en tiempos del Covid-19.

En ese contexto irrumpe el coronavirus, con el agravante que muchos gobernantes electos representan la putrefacción e inmoralidad administrativa, apropiación mafiosa de los recursos públicos, ejercido aún en este tiempo, ellos, corresponsables de muchos de los malestares cotidianos, pero que se ha agravado por errores, horrores, negligencias e inercias de la acción estatal.

El escenario planteado anteriormente, el desorden institucional, la ausencia o la defectuosa planeación contingente, para enfrentar la pandemia y sus efectos, ha creado unas condiciones que ha cercenado la vida de personas cercanas, afectado la estabilidad económica y social de toda una ciudad, más de lo que era previsible.

Este decorado catastrófico, fue advertido por varios sectores, inclusive por miembros del gabinete Distrital, sin encontrar respuestas satisfactorias, caos reconocido por las inquietantes declaraciones del procurador general de la nación Dr., Fernando Carrillo Flórez, que ratificó las alarmas al escribir : “S.O.S Cartagena.“ No estamos quedando cortos o estamos llegando tarde, Cartagena como amazonas, se salió de las manos”.

El aislamiento inteligente en Cartagena, no ha sido integralmente diligente, toda vez que los confinamientos por sí solo, no lograrán detener los contagios, se perdió un tiempo precioso, con altísimo costo de vidas humanas, daños económicos y perjuicios de todo orden.

Las acciones policivas no han estado acompañados de otras medidas fundamentales, absolutamente indispensables, tales como activar la masiva realización de las pruebas Covid19, preparación infraestructura hospitalaria completa, que garantice atención oportuna de casos sospechosos y positivos, aislamiento preventivo, garantía del derecho a la alimentación de la población vulnerable, de subsidios, créditos a la población y fuerte proceso de pedagogía para sembrar o fortalecer la autorregulación y el respeto por las normas sanitarias, entre otras y desde luego con el ejercicio de la autoridad policiva.

No es tarde aún, no esperamos que sea demasiado tarde, por ello creemos que es oportuna la intervención del gobierno nacional al nombrar un enlace para interactuar con las autoridades distritales, pero que debe ser complementado con la propuesta del procurador general, en el sentido que se designe una comisión y un plan especial de apoyo al gobierno nacional, para contender la pandemia, respaldo que debe ser también financiero.

Ahora bien, sugerimos, que los actores estales, deben interactuar con el conocimiento y las experticias organizacionales de las ciencias médicas, económicas y sociales, que garantice trabajo en equipo, estas organizaciones deben intervenir en la toma de decisiones. Es hora de convocar y activar los liderazgos, para coadyuvar en las soluciones. Cartagena no puede seguir en cuidados intensivos por cuenta de la pandemia.

* Profesor y abogado.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS